Secciones
Foros Electrónica
Publicidad
Alguien dijo ...
El aparato de investigación tiene sentido cuando alimenta una ciencia que convierte la información en conocimiento, y que trasmite ese conocimiento a todos y cada uno de los trabajos sociales.

Marcelino Cereijido.
Médico e investigador argentino
Electrónica Fácil en tu móvil
AvantGo
Sitios recomendados
Contacto
La contaminacion de la tierra, el agua y el aire produce el 40 por ciento de las muertes en el ambito mundial
 
 
  [+] [R] [-]  print  Enviar a un amigo


 ésta es la impactante conclusión a la que ha llegado un investigador de la Universidad de Cornell que ha dirigido un estudio sobre el tema. La combinación de degradación medioambiental y crecimiento de la población mundial, es la causa fundamental del rápido incremento de las enfermedades humanas que la Organización Mundial de la Salud ha revelado recientemente. Ambos factores contribuyen a la malnutrición y la susceptibilidad a las enfermedades de 3.700 millones de personas.

(NC&T) David Pimentel, profesor de ecología y ciencias agrícolas en la Universidad de Cornell, y sus colaboradores, examinaron los datos de más de 120 estudios publicados acerca de los efectos del crecimiento poblacional, la desnutrición y varios tipos de degradaciones medioambientales, sobre las enfermedades humanas.

Pimentel subraya que hoy en día, de una población mundial de aproximadamente 6.500 millones de personas, el 57 por ciento está mal alimentado, lo que contrasta con el 20 por ciento de la población mundial de 2.500 millones en 1950. Según esta nueva investigación, la desnutrición no es sólo la causa directa de 6 millones de muertes de niños cada año sino que también hace que muchos millones más de personas sean susceptibles a factores de muerte tales como las infecciones respiratorias agudas, la malaria y una multitud de otras enfermedades que amenazan la vida.

Entre los otros puntos principales del estudio, cabe destacar:

-Casi la mitad de las personas del mundo están concentradas en áreas urbanas, a menudo sin la higiene adecuada, y se exponen a epidemias de enfermedades como el sarampión y la gripe.

-Con 1.200 millones de personas sin acceso al agua potable, las infecciones causadas por agua en malas condiciones producen el 80 por ciento de todas las enfermedades infecciosas. El incremento de la contaminación del agua crea las bases para la proliferación de los mosquitos portadores de la malaria, que mata de 1,2 a 2,7 millones de personas por año. Las condiciones de vida antihigiénicas derivadas de esa falta de agua potable producen más de 5 millones de muertos anuales, de los cuales más de la mitad son niños.

-La contaminación del aire por humos y otros productos químicos en suspensión produce la muerte de 3 millones de personas por año. Sólo en EE.UU. se liberan en el ambiente aproximadamente 3 millones de toneladas de productos químicos tóxicos, contribuyendo al cáncer, los defectos congénitos, las deficiencias del sistema inmunitario y muchos otros problemas serios de salud.

(David Pimentel.) (Foto: Cornell U.)

(David Pimentel.)
(Foto: Cornell U.)

-La tierra se contamina por muchos productos químicos y agentes patógenos, que pasan a los humanos a través del contacto directo o por medio de la comida y el agua. El incremento de la erosión de los suelos trae como resultado que la tierra sea arrastrada por el aire, lo que provoca una mayor propagación de los microbios de muchas enfermedades así como de variadas toxinas.

-Al mismo tiempo, más microbios se están volviendo resistentes a los medicamentos. Y el calentamiento global, junto con los cambios en la diversidad biológica, influyen en la evolución de los parásitos y la capacidad de las especies exóticas para invadir nuevas áreas. Como resultado, enfermedades como la tuberculosis y la gripe resurgen como grandes amenazas, a las que se añaden otras nuevas, como es el caso del virus del Nilo Occidental y la enfermedad de Lyme.

"Un número creciente de personas no tiene cubiertas las necesidades básicas como el agua potable y una alimentación adecuada. Y ello las vuelve más susceptibles a enfermedades inducidas por la malnutrición y los contaminantes del aire, el agua y la tierra", concluye Pimentel.

Él y sus colaboradores reclaman políticas más justas y que abarquen a toda la población, y también una mayor conservación de los recursos medioambientales que sustentan la vida humana.



Miércoles, 12 Septiembre, 2007 - 11:25
Boletines
Sindicacion RSSSindicacion RSS forosNoticias en tu correo© 2004 F.J.M.Información Legal