Secciones
Foros Electrónica
Publicidad
Alguien dijo ...
El médico competente, antes de dar una medicina a su paciente, se familiariza no sólo con la enfermedad que desea curar, sino también con los hábitos y la constitución del enfermo.

Marco TulioCicerón (106 AC - 43AC).
Filósofo, escritor, orador y político romano.
Electrónica Fácil en tu móvil
AvantGo
Sitios recomendados
Contacto
EL SOL YA BRILLABA ANTES DE CONVERTIRSE EN ESTRELLA
 
    [+] [R] [-]  print  Enviar a un amigo




  A partir de señales químicas preservadas en meteoritos primitivos, un grupo de científicos ha determinado que la nube de gas colapsante que acabó transformándose en nuestro sol, brillaba con fuerza durante la formación del primer material del sistema solar hace más de 4.500 millones de años.



(NC&T) El descubrimiento, realizado por investigadores de la Universidad de California en San Diego (UCSD), proporciona la primera evidencia concluyente de que este "protosol" desempeñó un importante papel en la composición química del sistema solar, emitiendo suficiente energía ultravioleta para catalizar la formación de compuestos orgánicos, agua y otros compuestos necesarios para la evolución de la vida en la Tierra.

Los científicos han discutido mucho tiempo si los compuestos químicos creados en el sistema solar arcaico fueron producidos con la ayuda de la energía del Sol temprano o se formaron por otros medios.

"La pregunta básica era: ¿estaba el Sol apagado o encendido?", resume Mark H. Thiemens, decano de la División de Ciencias Físicas de la UCSD y profesor de química que encabezó el grupo de investigación que realizó el estudio. "No hay nada en el registro geológico que se remonte más atrás de 4.550 millones de años y que pueda contestar esto".

Vinai Rai, del laboratorio de Thiemens, dio con una solución, desarrollando una medición sumamente sensible que podría contestar la pregunta. Buscó huellas químicas del viento solar de alta energía que emanaba del protosol y que quedaron atrapadas en determinados compuestos de azufre encontrados en cuatro grupos primitivos de meteoritos, los remanentes más viejos del sistema solar temprano. Los astrónomos creen que este viento sopló materia desde el centro de la nebulosa solar en rotación, hacia su disco de acreción, la región en la que los meteoritos, asteroides y planetas se formaron más tarde.

Aplicando una técnica que Thiemens desarrolló hace cinco años para revelar detalles sobre la atmósfera temprana de la Tierra a partir de variaciones en los isótopos de oxígeno y azufre incrustados en rocas antiguas, los químicos de la UCSD podían inferir de los sulfuros en los meteoritos la intensidad del viento solar y, de aquí, la intensidad del protosol. Han concluido en su informe que el ligero exceso de un isótopo de azufre en los meteoritos indica la presencia de reacciones fotoquímicas en la nebulosa solar primitiva, lo que significa que el protosol brillaba lo bastante fuerte como para provocar reacciones químicas.

"Esta medición nos dice por primera vez que el Sol estaba encendido, que había suficiente luz ultravioleta para hacer fotoquímica", resalta Thiemens. "Saber que éste era el caso es una gran ayuda en la comprensión de los procesos que formaron compuestos químicos en el sistema solar arcaico".


Viernes, 10 Febrero, 2006 - 11:12
Boletines
Sindicacion RSSSindicacion RSS forosNoticias en tu correo© 2004 F.J.M.Información Legal