Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nueva tecnología para paneles solares basada en las diatomeas
 
 
 


Unos ingenieros en la Universidad Estatal de Oregón han descubierto un modo de utilizar una forma de vida antigua para crear una de las más innovadoras tecnologías de producción de energía solar, en sistemas que pueden ser sorprendentemente simples de construir en comparación con las células solares existentes basadas en silicio.

El secreto: las diatomeas.

    Estas pequeñas formas marinas de vida unicelulares existen desde hace por lo menos 100 millones de años, y gran parte de la vida en los océanos depende de ellas, directa o indirectamente, para su subsistencia. Pero además, las diatomeas poseen conchas rígidas que pueden ser usadas para crear estructuras de manera natural a una escala extraordinariamente minúscula, algo con mucho potencial para la nanotecnología.

    Utilizando biología en vez de métodos convencionales de producción de semiconductores, los investigadores de la Universidad Estatal de Oregón y de la Universidad Estatal de Portland han creado una nueva forma de hacer células solares del tipo DSSC (basadas en tintes), en las cuales los fotones rebotan como si estuvieran en una máquina para jugar al Pinball (Flipper) o billar automático, golpeando a estos pigmentos y produciendo electricidad. La nueva tecnología ahora desarrollada puede ser algo más cara que algunos métodos existentes para fabricar células solares DSSC, pero podría conducir a triplicar la energía eléctrica producida.

    La mayor parte de la tecnología de células solares existente se basa en el silicio y está alcanzando los límites de lo que se puede lograr con eso. "Hay una gran oportunidad de desarrollar diferentes tipos de tecnología de energía solar, y es probable que finalmente varias formas encuentren un uso, dependiendo de la situación", explica Greg Rorrer, profesor de ingeniería química en la Universidad Estatal de Oregón.

    La diferencia fundamental entre el nuevo método de fabricación de células solares DSSC y los procedimientos anteriores radica en los pasos necesarios para fabricar estos dispositivos, y en las mejoras potenciales que ofrece.

    El nuevo sistema se basa en diatomeas vivas, y especialmente en las conchas de estas algas unicelulares. Estas conchas poseen un tipo de nanoestructura que resulta idóneo para la fabricación de células solares DSSC. El primer paso es dejar que las algas se depositen en una superficie transparente conductora de vidrio, y entonces se retira el material orgánico vivo, dejando sólo los pequeños esqueletos de las diatomeas para formar una plantilla.

    Entonces se utiliza un agente biológico para precipitar titanio soluble en nanopartículas muy diminutas de dióxido de titanio, creando una película fina que actúa del mismo modo en que lo hace el semiconductor en los paneles solares DSSC. Los pasos que hubieran resultado laboriosos y difíciles de realizar con los métodos convencionales, se llevan a cabo con suma facilidad mediante estos sistemas biológicos naturales, utilizando materiales simples y baratos.


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 12 de May de 2009 - 04:34 PM   

Esta noticia la han leido 3094 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +