Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nuevo robot que entiende los gestos humanos
 
 
 


Imagine un día en el que usted le encargue a su robot personal una tarea del modo en que lo haría a un ser humano, es decir con palabras y gestos, y luego se siente y se relaje, confiando en que su robot está haciendo exactamente lo que usted quería que hiciera.


(NC&T) Hasta el momento, ese robot autónomo Resuélvelo Todo era cosa de ciencia-ficción. Pero un equipo de robótica de la Universidad Brown ha logrado un avance importante: El grupo ha demostrado cómo un robot puede seguir órdenes no verbales de una persona en varios entornos, tanto bajo techo como al aire libre, todo sin ajustar la iluminación.

    Chad Jenkis, profesor de ciencias de la computación en la Universidad Brown y jefe del equipo, ha creado junto a sus colaboradores un sistema innovador que hará que el robot le siga a una distancia precisa, no necesite usted ponerse ropas específicas para que le reconozca, ni estar ambos en un entorno especial. Además, quedará libre de la engorrosa tarea de tener que mirar hacia atrás a cada momento para asegurarse de que el robot le está siguiendo y no se ha extraviado por perderle de vista al torcer una esquina.

    En una de las demostraciones con el prototipo de un robot basado en esa técnica innovadora, varias personas utilizaron una amplia variedad de señales con las manos o los brazos para darle instrucciones, incluyendo "sigue" y "detente", entre otras. En las pruebas que se están haciendo con el robot, es frecuente ver, por ejemplo, como durante gran parte del tiempo una persona camina dándole la espalda, dobla esquinas en pasillos estrechos y camina con brío por un parking al aire libre. En todo el proceso, el robot le sigue con eficacia, manteniendo una distancia aproximada de un metro, y comportándose adecuadamente incluso cuando otra persona se le acerca.

    El equipo de la Universidad Brown comenzó con un PackBot, una plataforma mecanizada desarrollada por la empresa iRobot que ha sido muy utilizada por el ejército estadounidense para desactivar bombas, entre otras tareas. Los investigadores equiparon su robot con una cámara disponible comercialmente. También reforzaron el robot con un ordenador portátil provisto de programas innovadores que permitieron a la máquina ambulante reconocer gestos humanos, descifrarlos y responder a ellos.

    Los investigadores lograron dos avances fundamentales con su robot. El primero pertenece al campo del reconocimiento visual. Aplicado a los robots, el reconocimiento visual significa la capacidad de orientarse por sí mismos con respecto a los objetos de su entorno. Los robots pueden ver objetos, pero tradicionalmente les ha sido muy difícil interpretar correctamente lo que ven.

    El equipo superó este obstáculo creando un programa informático mediante el cual el robot es capaz de reconocer, por su silueta, a un ser humano, distinguiéndolo perfectamente de entre otros cuerpos.

    El segundo avance compete a la incorporación de la cámara, la cual utiliza luz infrarroja para detectar objetos y establecer distancias entre ella y el objeto de máximo interés, así como para medir la distancia entre la cámara y cualquier otro objeto dentro del área. Esto permite al robot de la Universidad Brown no perder de vista a la persona a quien debe seguir y obedecer, manteniendo al mismo tiempo una distancia razonable con respecto a ella mientras la sigue.

    El resultado es un robot que no requiere de control remoto ni de vigilancia constante de su usuario.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://news.brown.edu/pressreleases/2009/03/robotics


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 16 de Apr de 2009 - 12:14 PM   

Esta noticia la han leido 2051 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +