Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Banco de datos para rastrear posibles señales químicas en el cosmos
 
 


Un grupo de astroquímicos ha presentado en un congreso reciente un nuevo e importante recurso para la búsqueda de moléculas interestelares complejas que son precursoras de la vida. Los datos químicos, publicados por Anthony Remijan del Observatorio Nacional de Radioastronomía (NRAO, por sus siglas en inglés) y sus colegas, forman parte del Rastreo de Moléculas Prebióticas Interestelares (PRIMOS, por sus siglas en inglés), un proyecto que estudia una región de formación de estrellas cercana al centro de nuestra galaxia la Vía Láctea.


(NC&T) PRIMOS es un proyecto del Centro para la Química del Universo de la Fundación Nacional para la Ciencia (EE.UU.), puesto en marcha en Octubre de 2008 en la Universidad de Virginia y dirigido por Brooks H. Pate, de esta universidad. Los datos, obtenidos por el radiotelescopio GBT en Virginia occidental, provienen de más de 45 observaciones individuales que comprenden aproximadamente 1,4 millones de canales de frecuencia independientes.

    Los científicos pueden buscar radiofrecuencias específicas en los datos del GBT. Estas radiofrecuencias específicas, o líneas espectrales, son "huellas dactilares" delatoras de la clase de materia de la que provienen, y son emitidas de forma natural por las moléculas en el espacio interestelar. "Hemos identificado más de 720 líneas espectrales en esta colección, y cerca de 240 de éstas provienen de moléculas desconocidas", explica Remijan. "Estamos poniendo a disposición de todos los científicos la mejor colección de datos por debajo de los 50 gigahercios producida hasta ahora para el estudio de la química interestelar".

    Los astrónomos han identificado en el espacio interestelar más de 150 moléculas en los pasados 40 años, incluyendo compuestos orgánicos complejos tales como azúcares y alcoholes. "Éste es un cambio considerable en la manera en que buscamos moléculas en el espacio", explica Remijan. "Antes, las personas decidían de antemano qué moléculas buscar, y luego las buscaban en una banda muy estrecha de radiofrecuencias emitidas por esas moléculas. En este banco de datos del GBT, hemos observado en un amplio rango de frecuencias y recolectado los datos obtenidos, los cuales han sido publicados de inmediato. Los científicos de cualquier lugar pueden explotar este recurso para hallar nuevas moléculas".

    Los científicos saben que existen compuestos químicos complejos en el espacio interestelar desde antes de la formación de estrellas y planetas. Gracias a las nuevas y potentes instalaciones para radioastronomía que comenzarán a funcionar en los próximos años, los científicos están muy cerca de averiguar cómo se configura la composición química exacta de las nubes interestelares y cómo se forjan las bases químicas para la vida en los planetas idóneos.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.nrao.edu/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 17 de Mar de 2009 - 05:36 PM   

Esta noticia la han leido 796 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +