Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nuevo método de datación arqueológica para objetos de cerámica
 
 


Un equipo de científicos ha desarrollado una nueva forma de datar objetos arqueológicos valiéndose del fuego y el agua para acceder a sus "relojes internos". Este método simple promete ser una técnica de datación tan importante para objetos de cerámica como lo es la datación por radiocarbono para materiales orgánicos como el hueso o la madera.


(NC&T) La nueva técnica, descubierta por expertos de la Universidad de Manchester y de la Universidad de Edimburgo, puede ser utilizada en arcilla horneada, así como en ladrillos, baldosas y objetos de alfarería.

    Trabajando con el Museo de Londres, el equipo fue capaz de datar muestras de ladrillos de los periodos Romano, Medieval y Moderno con notable precisión.

    Los investigadores han establecido que su técnica puede ser utilizada para determinar la edad de objetos de hasta 2.000 años, pero consideran que tiene el potencial para fechar objetos con cerca de 10.000 años de antigüedad.

    El método se basa en el hecho de que un material cerámico de arcilla horneada comienza a reaccionar químicamente con la humedad atmosférica tan pronto como se le saca del horno. Este proceso químico continúa durante toda su vida causando que gane peso: Cuanto más antiguo sea el material, más peso habrá ganado.

    En el año 2003, el equipo de las universidades de Manchester y Edimburgo descubrió una nueva ley que define de forma precisa cómo varía con el tiempo la velocidad de la reacción entre la cerámica y el agua.

    La aplicación de esta ley es la base del nuevo método de datación, debido a que la cantidad de agua que se combina químicamente con la cerámica proporciona un "reloj interno" al cual se puede acceder para averiguar su edad.

    El uso de la técnica implica medir la masa de una muestra de la cerámica y luego calentarla hasta cerca de 500 grados centígrados en un horno, lo cual elimina el agua.

    La muestra es luego examinada con un dispositivo de medición de muy alta precisión conocido como microbalanza, para determinar la velocidad exacta a la que la cerámica se combina con el agua según transcurre el tiempo.

    Valiéndose de este mismo factor tiempo, es posible extrapolar la información obtenida para calcular el tiempo que el material tardará en recuperar la masa perdida por el calentamiento, revelándose así la edad de la muestra.

    La autora principal de esta investigación es Moira Wilson.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.manchester.ac.uk/aboutus/news/archive/list/item/?id=4684&year=2009&month=05


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 11 de Jun de 2009 - 01:11 PM   

Esta noticia la han leido 781 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +