Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Una cadena de catástrofes naturales acabo con la civilización del valle Supe
 
 


Primero fueron los terremotos, y después las lluvias torrenciales. Pero la marcha implacable de la arena sobre bahías y campos, en su día fértiles, un proceso puesto en marcha por los seísmos y las inundaciones, probablemente fue el golpe definitivo que precipitó el ocaso de una de las civilizaciones más antiguas de América.


(NC&T) Ésta es la conclusión a la que han llegado Mike Moseley (Universidad de Florida), la arqueóloga peruana Ruth Shady y tres especialistas más en una nueva valoración de la desaparición de la civilización costera del Perú que construyó las primeras y más grandes estructuras en América antes de desaparecer hace 3.600 años, en el espacio de unas pocas generaciones.

    Los asentamientos, cuya antigüedad se remonta hasta hace 5.800 años, en el Valle Supe, a lo largo de la costa peruana central, florecieron en el árido desierto llano adyacente a bahías y estuarios productivos. Esa gente pescó con redes, irrigó huertos de árboles frutales, y cultivó algodón y una amplia variedad de verduras, según evidencias encontradas en la zona excavada por Ruth Shady.

    Aún más impresionante, aquellas gentes construyeron templos de piedra en forma de pirámides sumamente grandes y elaboradas, miles de años antes de las bien conocidas pirámides construidas por los mayas. Son monumentos enormes e impresionantes.

    La más grande desenterrada hasta ahora, la Pirámide Mayor en el asentamiento Caral, tierra adentro, midió más de 160 metros de largo, casi 150 metros de ancho y hasta unos 30 metros de altura.

    Al parecer, la gente del Valle Supe vivió allí durante unos 2.000 años. Pero hace alrededor de 3.600 años, un enorme terremoto con una magnitud de 8 o más, o una serie de terremotos, golpeó a Caral y a un poblado costero cercano conocido como Aspero.

    El terremoto derrumbó paredes y pisos en la parte superior de la Pirámide Mayor y causó que parte de ésta se derrumbara causando un deslizamiento de piedras, barro y materiales de construcción. Se produjeron daños graves en muchos otros puntos del asentamiento.

    Pero ésta fue sólo la dramática escena inicial en lo que ha demostrado ser una serie de eventos mucho más devastadores.

    El terremoto desestabilizó las áridas montañas que rodean el valle, provocando el desprendimiento de enormes cantidades de materias. Subsiguientes episodios del fenómeno meteorológico de El Niño trajeron grandes lluvias, arrastrando los escombros hacia el océano. Una vez allí, una fuerte corriente paralela a la orilla volvió a depositar la arena y la arcilla conformando una estructura geológica conocida hoy como el Medio Mundo. Esta gran estructura selló las otrora ricas bahías costeras que rápidamente se llenaron de arena.

    Fuertes brisas permanentes que soplaban del mar produjeron oleadas masivas de arena arrastrada tierra adentro. Esta arena sepultó los sistemas de regadío y los campos agrícolas. La arena arrastrada por el viento azotaba constantemente el lugar y debía hacer casi imposible la vida cotidiana.

    Lo que durante siglos había sido una región productiva pese a su aridez, se volvió del todo inhabitable en el transcurso de unas pocas generaciones. La sociedad del valle Supe se marchitó y acabó por desaparecer, siendo reemplazada gradualmente después por sociedades que se basaban más en las actividades económicas mucho más modernas de la alfarería y la confección textil.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=957:earthquakes-el-ninos-fatal-to-earliest-civilization-in-americas&catid=35:archaeology&Itemid=55


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Mar de 2009 - 01:28 PM   

Esta noticia la han leido 677 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +