Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Lo mucho que debemos a los cometas
 
 


Los cometas siempre han fascinado a la humanidad. En la antigüedad, la aparición misteriosa de uno de ellos podía simbolizar la ira de Dios o un fracaso seguro en la batalla, por lo menos para uno de los bandos. Ahora, un equipo de expertos ha completado un estudio que garantizará que los cometas sigan fascinándonos, aunque por motivos más constructivos: Los cometas podrían haber suministrado los elementos para el surgimiento de la vida en nuestro planeta.


    (NC&T) Mientras investigaba la composición química de cometas, el Profesor Akiva Bar-Nun, del Departamento de Geofísica y Ciencias Planetarias en la Universidad de Tel Aviv, encontró nuevos indicios de que ellos fueron la fuente de los ingredientes necesarios que faltaban para hacer posible la vida en la antigua "sopa" bioquímica primordial de la Tierra.

    Cuando los cometas cayeron a la Tierra durante un periodo de muchas colisiones cósmicas hace aproximadamente cuatro mil millones años, aportaron un cargamento importante de materiales orgánicos, agregando compuestos que se combinaron con las grandes reservas propias de compuestos orgánicos del planeta y condujeron al surgimiento de la vida.

    Fue la composición química de los cometas, opina el Profesor Bar-Nun, la que les permitió ejercer de iniciadores de la vida.

    Usando una máquina única en su tipo, construida en la Universidad de Tel Aviv, los investigadores pudieron simular el hielo de un cometa, y encontraron que éstos contienen los ingredientes necesarios para proporcionar los nutrientes básicos de la vida.

    Específicamente, el profesor Bar-Nun observó los gases nobles Argón, Kriptón y Xenón, porque ellos no interactúan con ningún otro elemento y no se destruyen por el oxígeno de la Tierra. Estos elementos han mantenido proporciones estables en la atmósfera terrestre a lo largo de la historia del planeta.

    Los cometas son esencialmente grandes bloques de hielo cuya temperatura varía de -200 a -250 grados centígrados, excepto en los casos de aquellos que se acercan mucho al Sol. Formados en los primeros tiempos del sistema solar y muy alejados del Sol, su hielo es el resultado de vapor de agua que pasó directamente al estado sólido, formando pequeños granos. Estos granos se unieron para formar los cometas.

    Durante la formación de los cometas, el hielo poroso atrapaba gases y sustancias químicas orgánicas que estaban presentes en el espacio exterior. El patrón de captura de los gases nobles en el hielo muestra una cierta proporción entre el Argón, el Kriptón y el Xenón, y esta proporción, junto a la proporción también específica de gases que provienen de cuerpos rocosos, nos da la que observamos en la atmósfera de la Tierra.

    Así, la llegada a la Tierra de cometas y asteroides condujo a la proporción necesaria de materiales para la vida orgánica, que se disolvieron en el océano e iniciaron el largo proceso que llevó a la aparición de vida en la Tierra.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.aftau.org/site/News2?page=NewsArticle&id=9431


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 21 de May de 2009 - 11:22 AM   

Esta noticia la han leido 715 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +