Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
El golpe definitivo contra una teoría sobre el origen de un componente celular
 
 


Cómo las células vivientes se originaron y evolucionaron hacia sus formas actuales continúa siendo un área fundamental de investigación en biología, impulsada en años recientes por la introducción de nuevas herramientas para el análisis genómico. Ahora, unos investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Boston, han utilizado tales herramientas para dar lo que ellos consideran el golpe definitivo contra una teoría sobre el origen de una estructura básica en la célula.


(NC&T) En el proceso de refutar dicha teoría, han obtenido una nueva perspectiva sobre un paso clave en la evolución inicial de una estructura básica que todavía existe en la mayoría de las células del cuerpo humano. Esta nueva perspectiva puede haber abierto para los científicos una ventana hacia el funcionamiento de algunos de estos componentes. Los mismos incluyen partes de las neuronas, de los espermatozoides, y elementos básicos de la reproducción celular.

    Muchos biólogos han pensado que tres de las estructuras básicas dentro de los tipos de células de que se componen todos los animales y vegetales, llamadas células eucariotas, comenzaron fuera, como organismos separados e independientes. Entonces, en algún momento, éstos se unieron con otras células primitivas para producir una unidad simbiótica. Sin embargo, las nuevas evidencias contradicen tal origen para una de esas estructuras.

    Las eucariotas son células provistas de núcleo en su interior. Este núcleo contiene el material genético de la célula, el ADN. Éstas son las células que componen casi toda la vida compleja y pluricelular en la Tierra, y son muy diferentes a las procariotas (bacterias y arqueas), más pequeñas y primitivas, que carecen de esa estructura interior y cuyo ADN flota libremente dentro de sus membranas externas.

    La idea de que el núcleo de la célula eucariota se originó como un organismo separado, inicialmente recibida con escepticismo hace unas décadas, es ahora una de las que cuentan con más apoyo en la comunidad científica, si bien todavía no está universalmente aceptada. El proceso se denomina endosimbiosis.

    De manera similar, generalmente se cree que otras estructuras dentro de tales células, las subunidades diminutas llamadas mitocondrias, que producen toda la energía de la célula, se originaron como organismos separados. Y las estructuras de un tercer tipo en las células eucariotas, llamadas cilios, con forma de cola y que permiten a las células moverse o percibir su entorno, son considerados también por muchos biólogos como otro ejemplo más de endosimbiosis.

    Sin embargo, el nuevo análisis realizado por Hyman Hartman (Centro de Ingeniería Biomédica del MIT), y Temple Smith (Universidad de Boston), proporciona fuertes evidencias de que esta idea no puede ser cierta para el origen de los cilios. Encontraron que los genes que producen los cilios poseen características únicas que no están presentes en los tipos de células simples que podrían haber participado en la unión simbiótica. Eso sugiere que los cilios podrían haberse originado antes, dentro de la célula en evolución, mediante algún proceso que está por dilucidar.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://web.mit.edu/newsoffice/2009/origin-of-cells-0422.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Jun de 2009 - 04:58 PM   

Esta noticia la han leido 578 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +