Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
La genética del miedo
 
 


Los polimorfismos son variaciones en los genes que pueden resultar en cambios en el funcionamiento de un gen en particular, y estar asociados, de esta manera, con la propensión a desarrollar ciertas enfermedades comunes. En un nuevo estudio, la psicóloga Tina B. Lonsdorf y sus colegas del Instituto Karolinska en Suecia, y de la Universidad de Greifswald en Alemania, examinaron los efectos de polimorfismos específicos sobre cómo se aprende a temerle a algo, y cómo ese temor aprendido es posteriormente vencido.


(NC&T) Se cree que muchos síntomas de los trastornos de ansiedad se deben a miedos aprendidos, y las investigaciones sobre el condicionamiento del miedo (el mecanismo por el que se aprende a temer a un estímulo particular) muestran que los individuos a quienes se les diagnostica un trastorno de ansiedad son rápidos en aprender a temer un estímulo, pero les cuesta mucho librarse luego de ese miedo aprendido.

    En este nuevo estudio, los investigadores se centraron en los polimorfismos en dos genes que se cree desempeñan un papel importante en los trastornos de ansiedad: el gen del transportador de serotonina y el gen para la enzima COMT.

    La serotonina es un compuesto químico cerebral involucrado en la regulación de los estados de ánimo. El transportador de la serotonina, que constituye el blanco de algunos fármacos empleados para tratar la ansiedad y la depresión, alberga un polimorfismo común en su gen. Este polimorfismo puede presentarse en dos versiones que difieren en su longitud. La versión más corta del gen está, entre otras cosas, asociada a niveles más altos de comportamiento neurótico y ansiedad.

    La enzima COMT está involucrada en la degradación metabólica de la dopamina, un compuesto químico cerebral importante para el aprendizaje, la motivación y otras cosas. Un polimorfismo específico en este gen da como resultado niveles más elevados de dopamina extracelular en la corteza prefrontal, conduciendo ello a una mejor memoria de trabajo (o memoria a corto plazo), pero también a niveles más elevados de ansiedad.

    Los experimentos con voluntarios realizados durante el estudio demuestran que los portadores de la versión corta del gen del transportador de serotonina tienden a desarrollar, a consecuencia de una experiencia negativa, una respuesta de miedo más intensa que los de la versión corta, ante señales asociadas a dicha experiencia.

    Además, una variación en el gen codificador de la enzima COMT fue asociada con la extinción del miedo; los voluntarios con esta variante particular fueron capaces de imponerse rápidamente a sus temores, cuando los portadores de la otra variante fracasaron en el intento.


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 04 de May de 2009 - 09:05 AM   

Esta noticia la han leido 967 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +