Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Los traumas infantiles pueden tener efectos de por vida sobre los genes
 
 


Científicos de la Universidad McGill y del Instituto Douglas han descubierto que los traumas infantiles pueden alterar el ADN y la manera en que los genes actúan. Esto confirma en los humanos lo que antes ya se había observado en ratas, que el cuidado materno ejerce un papel significativo en la salud genética del retoño, al influir sobre los genes que controlan la respuesta al estrés.


(NC&T) Empleando una muestra de 36 cerebros; 12 de suicidas que sufrieron abusos, 12 de suicidas que no los sufrieron, y 12 normales, los investigadores descubrieron diferentes marcadores epigenéticos en los cerebros del grupo que había sufrido abusos. Estos marcadores influyen sobre la función HPA, una respuesta al estrés que incrementa el riesgo de suicidio.

    Esta investigación se ha desarrollado sobre la base de los resultados de un estudio presentados en Mayo del 2008, que mostraron cómo el abuso infantil puede dejar marcas epigenéticas en el ADN.

    Pero en éste, el primer estudio de su clase, Moshe Szyf, Gustavo Turecki, Michael Meaney y Patrick McGowan, han desvelado cómo el trato de los progenitores afectó al ADN en los cerebros de un grupo de suicidas en Quebec, todos del sexo masculino, quienes habían sufrido abusos en su infancia.

    La función de nuestro ADN no es tan fija como se creía anteriormente. La interacción entre el ADN y el ambiente en el que está inmersa la persona, ejerce un papel crucial en la determinación de nuestra resistencia al estrés, y por lo tanto en el riesgo de suicidio. Los marcadores epigenéticos son el producto de esta interacción.

    La epigenética es el estudio de los cambios en la función de los genes, sin que se den cambios en las secuencias del ADN.

    El ADN se hereda de los progenitores, y es el mismo toda la vida, siendo idéntico en todas las partes del cuerpo. Sin embargo, durante el embarazo, e incluso posteriormente, durante el desarrollo, los genes de nuestro ADN son marcados por una capa química, llamada metilación de ADN. Estas marcas son, de alguna manera, sensibles a nuestro entorno individual, especialmente a edades tempranas. Los marcadores epigenéticos programan el ADN para expresar los genes correctos en el momento y lugar apropiados.

    Los investigadores descubrieron que el cuidado materno influye sobre la función HPA en las ratas, a través de la programación epigenética de ciertos receptores en el cerebro. En los seres humanos, los abusos sufridos en la infancia alteran la respuesta HPA al estrés e incrementan el riesgo de suicidio.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1100:childhood-trauma-has-life-long-effect-on-genes-and-the-brain&catid=36:biology&Itemid=56


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Apr de 2009 - 10:25 AM   

Esta noticia la han leido 858 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +