Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Menor presión en los talones en quienes están habituados a correr descalzos
 
 


Unos científicos han descubierto que las personas que corren descalzas o con calzado muy delgado, tienden a evitar los impactos fuertes del talón contra el suelo, y en su lugar hacen contacto con él mediante la parte delantera o media del pie. Al hacerlo de esta forma, los corredores utilizan la arquitectura de los pies y las piernas, y algo de física newtoniana, para evitar los impactos potencialmente perjudiciales de los talones contra el suelo, que equivalen a dos o tres veces el peso corporal, y que sí experimentan quienes corren calzados.


(NC&T) Las personas que suelen correr descalzas tienen un modo de hacer contacto con el suelo que es muy distinto del de quienes suelen correr calzados. Al aterrizar con la parte frontal o central del pie, los corredores descalzos experimentan un impacto muy inferior al que registra la mayoría de los corredores calzados cuando golpean el suelo con los talones.

    "La mayoría de la gente considera que correr descalzo es peligroso y doloroso, pero en realidad se puede correr descalzo sobre las superficies más duras del mundo sin la menor incomodidad o dolor", explica Daniel E. Lieberman, profesor de biología evolutiva humana en la Universidad Harvard y coautor de un nuevo estudio sobre el tema. Por supuesto, esto se aplica únicamente a superficies en las que no haya nada que pueda clavarse en el pie o infligirle cortes.

    Trabajando para su estudio con poblaciones de corredores en Estados Unidos y Kenia, Lieberman y sus colegas de Harvard, la Universidad de Glasgow, y la Universidad de Moi en Kenia, centraron su atención en el modo de correr de tres grupos: los que siempre corrían descalzos, los que siempre usaban calzado y los que habían dejado de correr calzados para hacerlo descalzos. Los investigadores descubrieron un patrón sorprendente:

    La mayoría de los corredores que habitualmente van calzados golpea el suelo con los talones de un modo que les hace experimentar una fuerza de choque muy grande y repentina, alrededor de 600 veces por cada kilómetro corrido. Sin embargo, las personas que corren descalzas, tienden a pisar con un paso elástico y la parte del pie que aterriza en el suelo es la frontal o la central.

    Golpear con los talones el suelo es doloroso cuando se está descalzo o con zapatos de suela delgada, pues se produce una gran fuerza de choque cada vez que un pie impacta en el suelo de ese modo. Por eso, a las personas que habitualmente usan calzado les resulta tan incómodo correr sin éste. Quienes se habitúan a correr sin calzado, o con uno muy fino, también se acostumbran a evitar golpear el suelo con los talones al correr. Además, se les endurece la piel de las plantas de los pies, lo cual también ayuda.

    La evolución forjó nuestros pies para correr, entre algunos otros usos. Tal como Lieberman y sus colegas nos recuerdan, los seres humanos hemos participado en carreras de resistencia durante millones de años, ahora mayormente por deporte pero antes para garantizar nuestra supervivencia. En cambio, la zapatilla de carrera moderna no se inventó hasta la década de 1970. Durante la mayor parte de la historia evolutiva humana, los corredores iban descalzos o usaban calzado endeble, como sandalias o mocasines sin tacón, o con tacón pequeño, y poco acolchamiento.

    Al correr descalzo o con zapatos endebles se usan músculos distintos que los utilizados habitualmente al correr con un calzado deportivo típico. Por eso, una persona que siempre ha corrido calzada no puede hacerlo descalza de inmediato. Necesita adaptarse poco a poco para fortalecer sus pantorrillas y diversos músculos del pie.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
Harvard University


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 08 de Mar de 2010 - 10:16 AM   

Esta noticia la han leido 1166 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +