Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
¿Podría un humano correr a 60 kilómetros por hora?
 
 


Un nuevo estudio identifica la variable crítica que impone el límite biológico de la velocidad al correr, y ofrece una tentadora perspectiva de cómo estos límites biológicos podrían quizá ser desplazados por encima de los casi 45 kilómetros por hora alcanzados por el velocista jamaicano Usain Bolt, hasta alcanzar velocidades de posiblemente 55 y 65 kilómetros por hora.


(NC&T) El trabajo ha sido efectuado por Peter Weyand de la Universidad Metodista del Sur, Rosalind Sandell y Danille Prime que estuvieron anteriormente en la Universidad Rice, y Matthew Bundle de la Universidad de Wyoming.

    La idea predominante de que la velocidad está limitada por la fuerza con la que las piernas pueden golpear la superficie de carrera parece razonable y por eso se la ha venido considerando la explicación al límite biológico humano en la velocidad al correr.

    Si consideramos que los velocistas de élite pueden aplicar fuerzas máximas de entre 350 y 450 kilogramos con una sola pierna durante cada zancada de la carrera, es fácil creer que los corredores están probablemente operando en los límites de fuerza de sus músculos y piernas, o cerca de tales límites. Sin embargo, los nuevos datos muestran claramente que no es así. A pesar de lo grandes que puedan ser las fuerzas aplicadas al correr, los investigadores han descubierto que las piernas son capaces de aplicar al terreno fuerzas mucho mayores que las presentes durante las carreras de máxima velocidad.

    En vez de un límite de fuerza alcanzado, lo que los investigadores han descubierto es que el límite biológico crítico lo impone el tiempo, específicamente la escasa duración de los períodos de tiempo disponibles para aplicar la fuerza al suelo mientras se corre. En los velocistas de élite, los tiempos de contacto del pie con el suelo son menores a una décima de segundo, y los picos máximos de fuerza ejercida contra el suelo duran menos de media décima de segundo del primer instante de contacto del pie con el suelo.

    El nuevo estudio indica que los límites de velocidad al correr se establecen por los límites de velocidad de contracción de las fibras musculares. Dichas velocidades de contracción determinan el límite de cuán rápido las piernas del corredor pueden aplicar la fuerza a la superficie de carrera.

    Los autores del estudio han llegado a la conclusión de que si las velocidades de contracción de los músculos estuvieran a la altura del potencial de fuerza muscular, es decir que permitieran a los velocistas ejercer sus fuerzas máximas, o fuerzas muy cercanas al máximo, los atletas serían capaces de correr a velocidades de entre 55 y 65 kilómetros por hora, y posiblemente superiores.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
Southern Methodist University


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 25 de Feb de 2010 - 01:00 PM   

Esta noticia la han leido 931 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +