Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Un secreto de la visión nocturna hallado en una arquitectura inusual de ADN
 
 


Unos investigadores han descubierto un elemento importante que hace posible la visión nocturna en algunos mamíferos: El ADN dentro de las células fotorreceptoras responsables de la visión con luz escasa, está empaquetado de una manera muy poco convencional. Esta arquitectura especial del ADN convierte el núcleo de tales células, conocidas popularmente como bastoncillos, en una diminuta lente recolectora de luz, con millones en cada ojo nocturno.


(NC&T) “La arquitectura convencional vista en casi todos los núcleos está invariablemente presente en los bastoncillos de los mamíferos diurnos, lo mismo en primates, que en cerdos y que en ardillas”, explica Boris Joffe, de la Universidad Ludwig-Maximilians en Múnich. “Por otro lado, la singular arquitectura invertida está presente universalmente en los mamíferos nocturnos, como por ejemplo, ratones, gatos y ciervos”.

    Los ratones no nacen con estos bastoncillos especiales. En vez de ello, la arquitectura nuclear convencional en sus células es totalmente transformada hacia el patrón invertido durante las primeras semanas de vida de los animales.

    La arquitectura nuclear invertida encontrada en ratones también está presente en otros animales nocturnos. Los investigadores constataron una correlación completamente inesperada pero muy clara entre la arquitectura nuclear de los bastoncillos y el estilo de vida, correlación que fue constatada posteriormente por los datos sobre casi cuarenta animales. Los mamíferos nocturnos tenían el patrón invertido, mientras que los animales diurnos mostraban el patrón convencional.

    La correlación entre la arquitectura nuclear invertida y la visión nocturna parece indicar que el patrón invertido tiene una ramificación óptica. Después de todo, los mamíferos nocturnos ven a intensidades de luz mucho menores que las disponibles durante el día, y se sabe que sus bastoncillos fotorreceptores poseen una sensibilidad a la luz que los hace capaces de detectar incluso a unos pocos fotones.

    Esta alta sensibilidad requiere un gran número de bastoncillos, lo que incrementa el grosor de la capa nuclear exterior de la retina. La optimización de la transmisión de la luz a través de la capa nuclear exterior de la retina podría, por ende, suministrar ventajas cruciales para la visión nocturna.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.cellpress.com/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 25 de Jun de 2009 - 12:18 PM   

Esta noticia la han leido 724 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +