Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
¿Podría una gota de agua originar un incendio forestal o una quemadura solar en la piel?
 
 


El mundo de la jardinería puede haberlo dado siempre por sentado, pero la ciencia nunca había demostrado la creencia ampliamente extendida de que regar su jardín al sol del mediodía puede causar quemaduras en sus plantas. Un estudio reciente sobre las gotas de agua iluminadas por el Sol proporciona una respuesta que no sólo es de interés para los jardineros sino que también puede ser relevante en relación con los incendios forestales y las quemaduras solares en humanos.


(NC&T) Tal como señala Gabor Horvath, de la Universidad Eotvos en Hungría, el problema del efecto lupa de las gotas de agua adheridas a las plantas nunca se ha investigado de manera concienzuda, ni teórica ni experimentalmente. Sin embargo, esto está muy lejos de ser una pregunta trivial. La opinión que prevalece es que algunos incendios forestales pueden ser provocados por una luz solar intensa concentrada por gotas de agua sobre la vegetación seca.

    El equipo llevó a cabo estudios experimentales y de simulación digital para determinar cómo el ángulo de contacto entre la gota de agua y una hoja afecta al ambiente lumínico en la hoja. El objetivo era aclarar las condiciones medioambientales bajo las cuales las gotas de agua iluminadas por el Sol pueden causar quemaduras en las hojas.

    Los resultados de estos experimentos muestran que las gotas de agua en una superficie lisa, como la de una hoja de arce o de ginkgo, no pueden causar quemaduras a la misma. Sin embargo, en contraste, el equipo encontró que las hojas de helechos con pelos pequeños, son susceptibles a sufrir quemaduras por culpa de las gotas. Esto se debe a que esos pelillos pueden sostener las gotas de agua enfocadas sobre la superficie de la hoja, haciéndolas actuar como lentes que concentran la luz en puntos minúsculos.

    Esto último no sólo confirma en parte la creencia ampliamente compartida por los jardineros, sino que también conduce a una preocupación parecida, la de que pueda darse un problema análogo de quemaduras solares en el caso de la piel humana después de un baño.

    Dado que las gotas de agua sostenidas por el vello de una hoja pueden causarle quemaduras de esta clase, el mismo fenómeno puede ocurrir cuando los pelos del cuerpo humano sostienen gotas capaces de concentrar luz sobre puntos de la piel.

    Aunque el proceso sobre la materia vegetal podría teóricamente causar incendios forestales si las gotas actuando como lentes logran encender fuego en la vegetación seca, Horvath y sus colegas advierten que algo así no puede suceder con facilidad.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
Wiley-Blackwell


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 05 de Feb de 2010 - 12:38 PM   

Esta noticia la han leido 1458 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +