Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Diluvios mas intensos en el futuro por culpa del cambio climático global
 
 


El futuro nos depara tormentas con lluvias más severas. Ésta es la conclusión de un nuevo estudio del MIT y el Caltech sobre el impacto que el cambio climático global ocasionará en los patrones de precipitación.


(NC&T) Pero el aumento en los aguaceros extremos no se distribuirá uniformemente por el mundo, a juzgar por los resultados de los nuevos análisis. Mientras que el patrón es claro y sistemático fuera de la región tropical, los modelos climáticos dan resultados contradictorios dentro de los trópicos y se necesitará realizar más investigaciones para dar con los resultados más probables en estas regiones.

    En general, los estudios anteriores han mostrado que la precipitación anual promedio aumentará en los trópicos profundos y en las zonas templadas, pero disminuirá en las zonas subtropicales. Sin embargo, es importante saber cómo se verá afectada la magnitud de los eventos de precipitaciones extremas, ya que estos chaparrones pueden llevar a mayor cantidad de inundaciones y aumentar la erosión de los suelos.

    Las simulaciones con modelos digitales llevadas a cabo por Paul O'Gorman (MIT) y Tapio Schneider (Caltech) en su estudio, sugieren que la precipitación en los eventos extremos subirá aproximadamente entre un 5 y un 6 por ciento por cada grado Celsius de aumento en la temperatura. Proyecciones independientes publicadas unos pocos meses atrás por el Programa Conjunto de Ciencias y Políticas del Cambio Global del MIT indican que sin cambios rápidos y contundentes en las políticas mundiales, hay una probabilidad media de calentamiento de 5,2 grados Celsius en la superficie terrestre para fines de siglo, donde el 90 por ciento de las probabilidades se mueve en un rango de entre 3,5 y 7,4 grados.

    La razón subyacente básica para el aumento proyectado en la precipitación es que el aire más caliente puede portar mayor cantidad de vapor de agua. Así que a medida que el clima se caliente, habrá más vapor en la atmósfera, lo que llevará a un aumento en la magnitud máxima de las precipitaciones.

    Sin embargo, al contrario de lo que podría esperarse, los extremos de magnitud en las precipitaciones no aumentan en la misma proporción que la capacidad de la atmósfera para contener la humedad. Los extremos suben, pero no tanto como el vapor de agua total. Y eso se debe a que el agua se condensa y precipita cuando el aire caliente asciende y se refresca, pero esto sucederá en menor proporción en un clima más caluroso, moderándose el aumento en las lluvias. Otros parámetros también intervienen en la configuración de la lluvia. En otras palabras, una mayor lluvia catastrófica no tiene por qué ir acompañada de una mayor lluvia útil.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://web.mit.edu/newsoffice/2009/rain-0817.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 22 de Sep de 2009 - 11:40 AM   

Esta noticia la han leido 775 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +