Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
El efecto invernadero del hollín acelera el deshielo del Himalaya
 
 


El hollín depositado en los glaciares tibetanos ha contribuido significativamente a la retirada de las masas de hielo no polares más grandes del mundo, según una nueva investigación conjunta de científicos de la NASA y la Academia China de Ciencias. El hollín absorbe la radiación solar incidente y puede acelerar el derretimiento cuando se deposita sobre la nieve en cantidades suficientes.


(NC&T) La Meseta Tibetana, a veces llamada el "tercer polo" de la Tierra, se ha calentado a razón de 0,3 grados centígrados por década durante los últimos 30 años, unas dos veces el ritmo del aumento observado en la temperatura global. Nuevas investigaciones de campo y la modelación cuantitativa en curso sugieren que la influencia del hollín en los glaciares tibetanos podría rivalizar con la de los gases de efecto invernadero.

    "Los glaciares del Tíbet están reduciéndose a una velocidad alarmante", advierte James Hansen, coautor del estudio y director del Instituto Goddard de la NASA para los Estudios Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés) en la ciudad de Nueva York. "El hollín es responsable probablemente de tanto como la mitad de la fusión glacial, y los gases de efecto invernadero son responsables del resto".

    Tal como señala Junji Cao, de la Academia China de Ciencias en Pekín, durante los últimos 20 años, la concentración de hollín ha aumentado de dos a tres veces con respecto a su concentración en 1975.

    El 50 por ciento de los glaciares sufrió una reducción entre 1950 y 1980 en la región tibetana. El porcentaje se elevó al 95 por ciento a principios del siglo XXI. Algunos glaciares se encogen con tanta rapidez que podrían desaparecer a mediados de siglo si continúan las tendencias actuales.

    Como el agua del deshielo normal estacional de los glaciares tibetanos abastece muchos de los ríos principales de Asia, incluyendo al Indo, al Ganges, al Brahmaputra y al Río Amarillo, tales pérdidas podrían tener un profundo impacto en el millar de millones de personas que se sirven de esos ríos como fuente de agua dulce. Aunque la lluvia y la nieve todavía serían capaces de reponer parte del caudal de los ríos asiáticos en ausencia de los glaciares, el cambio podría contrarrestar los esfuerzos encaminados a un manejo sostenible de los recursos hídricos estacionales, alterando la disponibilidad del agua potable en las áreas que ya son propensas a la escasez de este recurso.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
NASA


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 19 de Jan de 2010 - 05:28 PM   

Esta noticia la han leido 590 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +