Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Vuelos de polo a polo para obtener lecturas globales de gases de efecto invernadero
 
 


Un equipo de científicos ha iniciado con éxito una serie de vuelos de la región ártica a la región antártica a bordo de un avión de investigación avanzado, el primer paso en un proyecto de tres años para efectuar las más extensas mediciones desde aeronave realizadas hasta ahora del dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Los resultados ayudarán a los científicos a determinar dónde y cuándo los gases de efecto invernadero entran o salen de la atmósfera, un conocimiento esencial para emprender cualquier acción futura encaminada a mitigar el calentamiento del planeta.


(NC&T) "Esta misión nos está suministrando datos asombrosos sobre el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de todas partes del mundo", señala Britton Stephens, científico del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) y uno de los investigadores principales del proyecto. "Esto resultará en mejores pronósticos sobre los gases de efecto invernadero y permitirá a la sociedad tomar las mejores decisiones sobre el cambio climático".

    La campaña de tres años se basa en las poderosas capacidades de un avión Gulfstream V especialmente equipado, propiedad de la Fundación Nacional de la Ciencia (NSF), Estados Unidos, y operado por el NCAR. Este avión de investigación, conocido como "Plataforma Aerotransportada con Instrumentación de Alto Rendimiento para la Investigación Medioambiental" (HIAPER, por sus siglas en inglés), tiene una autonomía de vuelo de unos 11.000 kilómetros, que permite a los científicos atravesar grandes regiones del Océano Pacífico sin reabastecerse de combustible, recogiendo muestras de aire por el camino. Los investigadores volarán desde altitudes de 300 metros sobre la superficie de la Tierra hasta cotas de unos 14.000 metros, en la estratosfera baja.

    El proyecto HIPPO (HIAPER Pole-to-Pole Observations), reúne a científicos de diferentes organizaciones en EE.UU., incluyendo el NCAR, la Universidad de Harvard, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), el Instituto Scripps de Oceanografía, la Universidad de Miami, y la Universidad de Princeton. La NSF y la NOAA están financiando el proyecto.

    La investigación ayudará a responder a preguntas tales como por qué los niveles atmosféricos de metano, un potente gas de efecto invernadero, se han triplicado desde el inicio de la Era Industrial y han estado aumentando de nuevo después de haberse estabilizado en la década de 1990. Los científicos también analizarán otros gases y partículas en la atmósfera que pueden afectar a las temperaturas al influir en las nubes o en la cantidad de calor solar que alcanza la superficie terrestre.

    Volar de polo a polo permitirá al equipo del HIPPO estudiar cómo la tala y reforestación en los bosques boreales y las selvas tropicales, así como los cambios en los vientos atmosféricos superiores cerca de la Antártida, están afectando a los niveles de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1022:pole-to-pole-flights-provide-first-global-picture-of-greenhouse-gases&catid=38:climatology&Itemid=58


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 18 de Mar de 2009 - 06:05 PM   

Esta noticia la han leido 481 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +