Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Vislumbrar el universo en sus primeros instantes de existencia
 
 


Durante la próxima década, una minuciosa medición de la luz arcaica del universo podría revelar evidencias convincentes sobre la popular teoría de la inflación cósmica, la cual propone que fluctuaciones de la densidad del tejido del espacio-tiempo, microscópicas y al azar, formaron al universo en un caliente Big Bang hace aproximadamente 13.700 millones de años.


    (NC&T) Entre los cosmólogos que buscan estas débiles señales estará John Carlstrom, profesor de Astronomía y Astrofísica en la Universidad de Chicago. Carlstrom opera el Telescopio del Polo Sur (SPT) con un equipo de científicos de nueve instituciones, en la búsqueda de evidencias sobre el origen y la evolución del universo.

    Ahora, en su agenda está agregando el más riguroso test observacional de la teoría de la inflación cósmica que se haya hecho hasta ahora. El test: tratar de detectar ondas gravitatorias extremadamente débiles, que, según predice la teoría de Einstein de la relatividad general, se deberían producir por la inflación cósmica.

        Si se logra detectar las ondas gravitatorias, se obtendrá mucha información sobre la inflación del universo. Esa detección también dejaría descartadas varias de las ideas alternativas postuladas sobre el origen del universo.

    La teoría de la inflación cósmica, propuesta en 1979 por Alan Guth del Instituto de Tecnología de Massachusetts, predice la existencia de un número infinito de universos.

    Hay una manera de verificar la validez de la inflación cósmica. El fenómeno habría producido dos clases de perturbaciones. La primera consistiría en fluctuaciones constantes en la densidad de partículas subatómicas por el universo, y los científicos ya han observado tales fluctuaciones.

    Generalmente, tienen lugar a escala atómica. Jamás las notamos, pero la inflación estiraría instantáneamente estas perturbaciones hasta proporciones cósmicas. Esa es la clave del asunto. Los científicos pueden calcular qué aspecto deberían presentar esas perturbaciones, y resulta que están en concordancia exacta con la producción de las galaxias que vemos en el universo.

    La segunda clase de perturbaciones serían ondas gravitatorias (distorsiones en el espacio y el tiempo como las propuestas por Einstein). Las ondas gravitatorias también se extenderían hasta proporciones cósmicas, quizás incluso lo bastante fuertes como para que los cosmólogos las detecten con los telescopios calibrados a la frecuencia apropiada para la radiación electromagnética.

    Carlstrom y sus colaboradores están construyendo un polarímetro especial, como accesorio del SPT, para buscar ondas gravitatorias. El SPT funciona en longitudes de onda submilimétricas, entre las microondas y los rayos infrarrojos del espectro electromagnético.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1076:cosmologists-aim-to-observe-first-moments-of-universe&catid=34:astronomy&Itemid=34


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 23 de Mar de 2009 - 11:33 AM   

Esta noticia la han leido 546 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +