Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nuevos indicios de que la extinción de los dinosaurios no fue por un impacto cósmico
 
 


En un nuevo estudio, la teoría popular y muy aceptada de que el cráter de Chicxulub encierra la pista de la extinción hace 65 millones de años de los dinosaurios, junto con un 65 por ciento de todas las especies, es cuestionada.


(NC&T) El cráter, descubierto en 1978 en el norte de Yucatán y que mide cerca de 180 kilómetros de diámetro, es la huella, ya bastante borrada, de un impacto extraterrestre masivo.

    Cuando se descubrió la existencia de esférulas procedentes del impacto justo por debajo del límite Cretáceo-Terciario (K-T), el objeto que excavó el cráter fue rápidamente identificado como el culpable de la extinción masiva que tuvo lugar hace 65 millones de años.

    Sin embargo, desde entonces diversos científicos han manifestado su desacuerdo con esta interpretación de que el impacto cósmico fue la causa de la extinción de los dinosaurios y de otras muchas especies de animales y vegetales.

    La reciente investigación, dirigida por Gerta Keller de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, y Thierry Adatte de la Universidad de Lausana, Suiza, utiliza evidencias obtenidas en terrenos de México que sugieren que el impacto de Chicxulub antecede al límite K-T en tanto como 300.000 años.

    Se sabe, de los análisis de varias ubicaciones en México, que fueron depositados entre cuatro y nueve metros de sedimentos a razón de unos dos o tres centímetros por cada mil años después del impacto. El nivel correspondiente a la extinción masiva puede ser visto en los sedimentos por encima de este intervalo.

    Los defensores de la teoría del impacto en Chicxulub sugieren que el cráter y la extinción masiva aparecen separados en el registro sedimentario debido sólo a la perturbación provocada por un terremoto o tsunami que resultó del impacto del asteroide.

    El problema con la interpretación del tsunami, según Keller, es que el material no fue depositado en unas horas o días por un tsunami. La deposición se produjo durante un largo período de tiempo.

    En el estudio se ha descubierto que los sedimentos que separan los dos eventos son característicos de la sedimentación normal, con madrigueras formadas por criaturas que colonizaron el suelo marino, la erosión y el transporte de sedimentos, y sin evidencia de perturbación estructural.

    Los científicos obtuvieron además evidencias de que la caída del cuerpo celeste en Chicxulub no tuvo los efectos dramáticos sobre la biodiversidad que habían sido sugeridos a raíz de la teoría de la extinción por impacto cósmico.

    Keller sugiere que las erupciones volcánicas masivas en las Deccan Traps en la India pudieron ser responsables de la extinción, liberando enormes cantidades de polvo y gases que habrían limitado de modo considerable el paso de la luz del Sol hasta la superficie de la Tierra, provocando con ello efectos desastrosos para muchas formas de vida.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.nsf.gov/news/news_summ.jsp?org=NSF&cntn_id=114648&preview=false


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Jun de 2009 - 04:52 PM   

Esta noticia la han leido 606 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +