Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Alargar la vida útil de las construcciones de hormigón
 
 


Unos ingenieros civiles del MIT han identificado por primera vez las causas de que el material de construcción utilizado con mayor frecuencia en el planeta, el hormigón, se deforme gradualmente, disminuyendo su durabilidad y acortándose la vida útil de infraestructuras como puentes o depósitos de residuos nucleares.


    (NC&T) Los investigadores plantean que la fluencia del hormigón (el término técnico usado para la deformación que tiene lugar en el hormigón con el paso del tiempo cuando se le somete a cargas) es causada por el reordenamiento de las partículas en el ámbito nanométrico.

    Por tanto, finalmente se ha logrado dar con el mecanismo de la fluencia del hormigón. No se puede evitar que la fluencia tenga lugar, pero si se logra disminuir la velocidad a la que ocurre, aumentará la durabilidad del hormigón y se prolongará la vida útil de las estructuras. Esta nueva investigación pone los cimientos para un nuevo y revolucionario concepto de la ingeniería del hormigón, un concepto que parte desde una perspectiva nanométrica.

    Los resultados del nuevo estudio llegan en un momento en el que las autoridades estadounidenses apuestan fuerte por el hormigón de la mejor calidad posible para las infraestructuras de la nación. El resultado puede conducir al desarrollo de infraestructuras de hormigón capaces de durar cientos de años en lugar de sólo decenas, lo cual significará el ahorro de grandes cantidades de dinero y disminuirá las emisiones de CO2 relacionadas con el hormigón. Se calcula que de un 4 a un 8 por ciento del CO2 generado por las actividades humanas en todo el mundo procede de la industria del hormigón.

    Franz-Josef Ulm, quien ha pasado casi dos décadas estudiando el comportamiento mecánico del hormigón y su componente principal, la pasta de cemento, se ha concentrado en la nanoestructura del material durante los últimos años.

    En un estudio anterior, mostró que el bloque básico de construcción de la pasta de cemento en el ámbito nanométrico, el silicato cálcico hidratado (C-S-H por sus siglas en inglés), es granular de modo natural.

    En la nueva investigación. Ulm y Matthieu Vandamme han averiguado que la fluencia del hormigón se produce cuando estas partículas nanométricas de C-S-H se reorganizan en estructuras de densidades alteradas; algunas partículas quedan aglomeradas sólo ligeramente mientras que otras lo hacen de manera mucho más prieta.

    Los investigadores explican además que una tercera fase más densa de C-S-H puede ser inducida mediante la manipulación cuidadosa de la mezcla de cemento con otros materiales, por ejemplo, cierto residuo generado por la industria del aluminio. Estos materiales, al reaccionar químicamente, forman pequeñas partículas adicionales que se acomodan en los espacios entre los nanogránulos de C-S-H, espacios antes llenados con agua. Esto tiene el efecto de incrementar la densidad del C-S-H en un porcentaje de hasta el 87 por ciento, lo que impide en gran medida el desplazamiento de los gránulos de C-S-H con el paso del tiempo.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://web.mit.edu/newsoffice/2009/creep-0615.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 10 de Jul de 2009 - 11:44 AM   

Esta noticia la han leido 1097 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +