Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Buckybolas para combatir el biofouling en tuberías de agua
 
 


Unos ingenieros de la Universidad Duke han comprobado que las buckybolas impiden que las bacterias y otros microorganismos se acumulen sobre las membranas utilizadas para filtrar el agua en las instalaciones de tratamiento y depuración. Esta propiedad de las buckybolas hace creer a los investigadores que cubriendo el interior de las tuberías y membranas con estas nanopartículas es viable solucionar de un modo eficaz uno de los mayores y más costosos problemas en el tratamiento del agua.


(NC&T) A medida que las bacterias se acumulan en estas superficies, atraen otros materiales orgánicos, creando una biopelícula que va creciendo con el paso del tiempo. Los resultados de los experimentos realizados por el equipo de So-Ryong Chae en el laboratorio indican que las buckybolas pueden impedir esa obstrucción, conocida como biofouling. Las únicas opciones alternativas para resolver el biofouling pasan por desenterrar las tuberías y reemplazar las membranas, lo que puede ser difícil y costoso.

    Una buckybola, o C60, es una de las formas estructurales de la familia de variedades de carbono conocidas como fullerenos.

    El costo económico del biofouling se considera como uno de los más grandes que tienen los sistemas para el tratamiento del agua basados en membranas. Estas membranas tienen los poros muy pequeños, así que pueden quedar obstruidas con bastante facilidad. Si fuera posible aumentar el tiempo entre los reemplazos de las membranas, por ejemplo en un 50 por ciento, esto ahorraría mucho dinero.

    En los experimentos, la adición de las buckybolas a las membranas de tratamiento tuvo un doble efecto. Primero, las membranas tratadas mostraron menos adherencia bacteriana que las membranas no tratadas. Después de tres días, las membranas tratadas con buckybolas tenían por término medio 20 colonias en proceso de formación. En cambio, el número de colonias bacterianas en la membrana no tratada era demasiado alto para contarlo.

    Chae también constató que la presencia de las buckybolas inhibía la "respiración" de las bacterias, es decir su capacidad de usar el oxígeno para sustentar su actividad.

    Cuando la concentración de las buckybolas aumentó, también lo hizo la inhibición de la respiración. Esta inhibición respiratoria y el efecto antiadherente demuestran que estas nanopartículas pueden ser útiles para combatir el biofouling de las membranas o de otras superficies.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://news.duke.edu/2009/03/buckyballs.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 16 de Apr de 2009 - 12:15 PM   

Esta noticia la han leido 983 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +