Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Impulso a las instalaciones artificiales de energía geotérmica
 
 


Las subvenciones concedidas recientemente a un grupo de investigadores del MIT, por el Departamento de Energía del gobierno estadounidense, podrían ayudar a abrir el camino hacia un método de generación de electricidad que no produce emisiones de gases de efecto invernadero, y que podría convertirse en una fuente importante para satisfacer las necesidades energéticas mundiales.


(NC&T) La mayoría de los analistas coinciden en que la energía geotérmica, que aprovecha el calor natural del subsuelo para generar electricidad, tiene un enorme potencial porque, a suficiente profundidad, está disponible todo el tiempo, casi en cualquier lugar de la Tierra, y, en teoría, hay suficiente para abastecer a todo el mundo.

    Sin embargo, todavía quedan algunas preguntas sin respuesta que requieren investigar más.

    Por todas partes del mundo, a pocos kilómetros bajo la superficie, el lecho rocoso está caliente, y a mayor profundidad, mayor es el calor. En algunos lugares, el agua calentada por estas rocas fluye de manera natural hacia la superficie o cerca de ella, donde puede ser fácilmente aprovechada para impulsar una turbina y generar electricidad.

    En los lugares de la superficie donde no hay agua caliente disponible o no está a poca profundidad, ese proceso puede provocarse de modo artificial con la perforación de un pozo muy hondo en el que inyectar agua para que alcance el subsuelo profundo, y la excavación, cerca del primer pozo, de otro pozo del cual bombear el agua hacia la superficie después de que se haya calentado al pasar a través de grietas en las rocas calientes del fondo.

    Un informe de 2006 elaborado por un equipo de 18 expertos encabezado por Jefferson Tester (del MIT y ahora de la Universidad Cornell), reveló que podría suministrarse más de 2.000 veces el consumo total de energía anual de Estados Unidos, utilizando tecnología existente, desde pozos geotérmicos artificiales, y tal vez 10 veces más con una mejor tecnología.

    Como sucede con la construcción de túneles, una gran parte de la incertidumbre sobre los pozos geotérmicos artificiales tiene que ver con el tipo de rocas encontradas durante la perforación y cómo las mismas pueden fracturarse bajo presión.

    Herbert Einstein, profesor de ingeniería civil y medioambiental en el MIT, está desarrollando programas informáticos que pueden ayudar a evaluar los yacimientos geotérmicos, valorando tanto la producción potencial de electricidad, como los riesgos potenciales, incluyendo el de provocar actividad sísmica. Este último efecto ya condujo al cierre prematuro, hace dos años, de unas instalaciones de prueba en Basilea, Suiza, después de que en la zona se registrasen algunos terremotos de poca intensidad (el mayor, de magnitud 3,4).

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
Massachusetts Institute of Technology


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 08 de Mar de 2010 - 10:20 AM   

Esta noticia la han leido 7634 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +