Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Recubrimiento no toxico para impedir que las lapas se peguen al casco de barcos
 
 


Unos ingenieros de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han creado una capa “rugosa” no tóxica para su uso en el casco de los buques. Esta capa ha impedido la adhesión de las problemáticas lapas durante 18 meses de pruebas en aguas marítimas. Este invento podría ahorrar millones de dólares en operaciones de limpieza de barcos y en combustible.


(NC&T) La investigación, a cargo de Kirill Efimenko y Jan Genzer, muestra por primera vez que los recubrimientos exteriores que contienen conjuntos de "arrugas" de diferentes tamaños son eficaces en impedir que las lapas se fijen firmemente a tales recubrimientos. Los resultados son muy alentadores.

    Durante las pruebas marítimas realizadas en Wilmington, Carolina del Norte, los materiales con arrugas permanecían sin lapas después de 18 meses de exposición al agua de mar, mientras que las capas planas con la misma composición química registraron un aumento de lapas después de sólo un mes en el agua marina.

    Los ingenieros y los científicos se han esforzado durante décadas para descubrir formas de mantener libres de lapas a los cascos de los buques. La colonización de éstas en el fondo de las embarcaciones incrementa su resistencia al avance en el agua, obligando a la nave a gastar más combustible para mantener la misma velocidad. Después de seis meses en el agua, el consumo de combustible de un barco es substancialmente mayor que el consumo inicial. Esto cuesta dinero extra a los dueños, y supone un despilfarro energético. Es como hacer funcionar un aparato de aire acondicionado con las ventanas abiertas.

    La acumulación de las lapas también obliga a los propietarios de los barcos a sacarlos del agua y colocarlos en diques secos para limpiarlos. Este caro procedimiento hace que pierdan en tierra su valioso tiempo cuando podrían estar en el mar ganando dinero.

    Durante muchos años, los dueños de barcos lucharon contra las lapas cubriendo los cascos de las naves con substancias tóxicas que frenasen la invasión. Pero estos productos matan a los peces y a otros seres marinos en los puertos, lo que llevó a muchos gobiernos del mundo a prohibir su utilización en embarcaciones.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.ncsu.edu/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 30 de Jun de 2009 - 01:28 PM   

Esta noticia la han leido 993 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +