Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Mecanismo del encanecimiento del cabello
 
 


 Un equipo de investigadores ha descubierto que el estrés genotóxico que daña al ADN, agota las células madre de estirpe melanocítica (células madre de melanocitos) que dentro de los folículos pilosos son responsables de la formación de esas células productoras de pigmentos. Cualquier cosa que pueda limitar este estrés evitaría que se produjera el encanecimiento, según los autores del estudio.


(NC&T) El ADN en las células está bajo el ataque continuo por agentes perjudiciales para él, como compuestos químicos mutagénicos, la luz ultravioleta y la radiación ionizante. Se calcula que, en los mamíferos, una sola célula puede sufrir aproximadamente 100.000 eventos dañinos en su ADN cada día.

    Para afrontar esa sucesión constante de eventos perjudiciales, las células tienen maneras bastante sofisticadas de reparar al ADN dañado e impedir que las lesiones sean transmitidas a sus células hijas.

    Una vez que las células madre están deterioradas de manera irreversible, tienen que ser eliminadas para que se pueda mantener la calidad de las reservas de células madre.

    La investigadora Emi Nishimura, de la Universidad Médica y Odontológica de Tokio, y su equipo, han encontrado que el estrés genotóxico excesivo activa la diferenciación de las células madre de estirpe melanocítica. Esa diferenciación podría ser una forma más sofisticada de librarse de las células con problemas graves, que estimular su muerte (apoptosis).

    El grupo de Nishimura anteriormente había hecho un seguimiento de la pérdida de color del pelo hasta la muerte gradual de las células madre que deben mantener un suministro ininterrumpido de nuevos melanocitos, dándole el color juvenil al pelo. Esas células madre especializadas no sólo se pierden, sino que también se convierten en células de pigmento y están en el lugar equivocado.

    Ahora, Nishimura y su equipo demuestran en ratones que los daños irreparables en el ADN, como los causados por la radiación ionizante, son responsables de eso.

    Los nuevos resultados apoyan la noción de que la inestabilidad del genoma es un factor importante que subyace en el envejecimiento en general.

    También respaldan la hipótesis del "envejecimiento de las células madre", la cual propone que los daños en el ADN de las longevas células madre pueden ser una causa muy importante de los síntomas que acompañan al envejecimiento. Además de la disminución, asociada al envejecimiento, que suele observarse en la cantidad de células madre de estirpe melanocítica, se ha constatado la incidencia de cambios cualitativos y cuantitativos para otras células madre del cuerpo, como es el caso de las células madre de la sangre, las del músculo cardíaco, y las del músculo esquelético.

    Las presiones sobre las reservas de células madre y los errores de mantenimiento del genoma también han sido implicados en la disminución de la capacidad de renovación de los tejidos y la aparición acelerada de rasgos relacionados con el envejecimiento.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.cellpress.com/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 20 de Jul de 2009 - 12:34 PM   

Esta noticia la han leido 828 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +