Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Relación entre la gripe y la humedad absoluta
 
 


En un nuevo estudio, se ha encontrado una correlación significativa entre la humedad absoluta y la supervivencia y transmisión del virus de la gripe. Cuando la humedad absoluta es baja, el virus parece sobrevivir mucho más tiempo y las tasas de transmisión aumentan.


(NC&T) Los investigadores han sospechado desde mucho tiempo atrás de la existencia de un vínculo entre la humedad y la transmisión de la gripe. Sin embargo, los estudios orientados a investigar esa posibilidad se han venido centrando en la humedad relativa.

    La humedad absoluta cuantifica la cantidad total de vapor de agua que hay en el aire, independientemente de la temperatura. Por su parte, la humedad relativa expresa la proporción que hay entre esta cantidad de vapor de agua y el valor máximo que puede almacenar el aire a una temperatura dada (nivel de saturación).

    En el nuevo estudio, cuyo autor principal es Jeffrey Shaman, un científico atmosférico de la Universidad Estatal de Oregón especializado en los vínculos entre el clima y la transmisión de enfermedades, se reanalizaron los datos aportados por una investigación efectuada en el 2007, que había encontrado una débil relación entre la transmisión de la gripe y la humedad relativa.

    Shaman tomó los datos recopilados en dicha investigación y utilizó la humedad absoluta en lugar de la relativa, analizando sus correlaciones potenciales con la transmisión de la gripe. Este cambio de estrategia llevó a profundizar de manera crítica en la relación entre la humedad absoluta y la "supervivencia" de la gripe, definida como el intervalo de tiempo que el virus permanece viable una vez que está en el aire.

    Las correlaciones resultaron sorprendentemente significativas. Cuando la humedad absoluta es baja, la supervivencia del virus de la gripe se prolonga y la tasa de transmisión sube.

    A lo largo de muchas décadas, los científicos han estado buscando las respuestas a cuestiones esenciales sobre la gripe como por ejemplo por qué hay una estacionalidad tan pronunciada de la incidencia de la enfermedad, que alcanza su máxima incidencia durante el invierno en las regiones templadas. Las explicaciones potenciales son que las personas pasan más tiempo dentro de viviendas u otras edificaciones que en verano y así el virus se transmite más fácilmente. Menos luz solar puede tener un efecto químico en el virus y/o en la respuesta inmunitaria de las personas. O podría haber un factor ambiental desconocido de control.

    Las conclusiones de Shaman y Melvin Kohn (epidemiólogo del Departamento de Servicios Sanitarios de Oregón) indican que esa humedad absoluta es el factor que ejerce el control. Aunque a mucha gente puede resultarle un tanto extraño, la humedad absoluta es mucho más alta en verano. En un típico día de verano en Oregón hay dos veces más vapor de agua en el aire que en invierno.

    En algunas áreas, un día típico de verano puede tener hasta cuatro veces la cantidad de vapor de agua de un día invernal normal, una diferencia que existe tanto en interiores como a la intemperie. Por consiguiente, los brotes de gripe aparecen por regla general en invierno, cuando las condiciones de baja humedad absoluta favorecen mucho a la supervivencia de los virus de la gripe y a su transmisión.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1031:link-found-between-influenza-absolute-humidity&catid=36:biology&Itemid=56


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 13 de Mar de 2009 - 01:11 PM   

Esta noticia la han leido 1116 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +