Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
¿Un analgésico para mitigar un mal estado de animo?
 
 


Partírsele un hueso y partírsele el alma. Herir un brazo y herir los sentimientos. Empleamos generalmente las mismas palabras para describir al dolor físico y al dolor mental. Los analgésicos obtenibles sin receta médica se han empleado por mucho tiempo para aliviar el dolor físico, en tanto que otro grupo de medicamentos se ha usado para el tratamiento de la depresión y la ansiedad. Pero, ¿es posible que un analgésico común pueda cumplir una doble función, aliviando no sólo el dolor físico de articulaciones doloridas y migrañas, sino también el dolor provocado por el rechazo social?


    (NC&T) Un equipo de investigación dirigido por C. Nathan DeWall, de la Universidad de Kentucky, ha encontrado evidencias de que el acetaminofeno (que se comercializa bajo diferentes nombres comerciales) puede suavizar el dolor social.

    “Esta idea: que un fármaco diseñado para aliviar el dolor físico pueda reducir el dolor inducido por el rechazo social, parece simple y sólidamente fundamentada en lo que conocemos sobre la superposición entre los sistemas físico y social del dolor. Para mi sorpresa, no pude encontrar a nadie que hubiera puesto a prueba anteriormente esta idea”, explica DeWall.

    Según los resultados del nuevo estudio, DeWall y sus colegas estaban en lo cierto al plantearse la hipótesis. El dolor físico y el dolor social parecen superponerse en el cerebro, apoyándose en algunos de los mismos mecanismos neuronales y del comportamiento.

    Los hallazgos hechos durante la investigación sugieren que el acetaminofeno puede lograr mitigar, al menos temporalmente, el sufrimiento relacionado con el dolor social. Es más, muchos estudios han demostrado que el ser rechazado puede activar un comportamiento agresivo y antisocial, lo que puede llevar a complicaciones posteriores en la vida social. Si el acetaminofeno reduce el sufrimiento del rechazo, también se reduciría el comportamiento antisocial producido por el rechazo.

    Los investigadores advierten que por ahora nadie debería comenzar a tomar acetaminofeno para aliviar el dolor social y la ansiedad. "Nuestras conclusiones no constituyen un llamamiento al uso extendido del acetaminofeno para lidiar con toda clase de problemas personales. Se requerirán investigaciones futuras para verificar los beneficios potenciales del acetaminofeno en la reducción de las reacciones emocionales y antisociales al rechazo social".

    El consumo sostenido de acetaminofeno también ha sido vinculado con lesiones hepáticas graves. Por eso es importante que los pacientes sigan todas las instrucciones del prospecto que acompaña al fármaco y se asesoren con sus médicos antes de consumir cualquier medicamento para un fin que no sea aquel para el que está oficialmente indicado.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
Psychological Science


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 16 de Jan de 2010 - 12:58 PM   

Esta noticia la han leido 874 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +