Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
El Nereus desciende a 10.902 metros en la Fosa de las Marianas
 
 


Recientemente, el Nereus, un vehículo robótico de una nueva clase, descendió a 10.902 metros en la fosa de las Marianas, ubicada en el Océano Pacífico Occidental, durante una misión llevada a cabo por un equipo de ingenieros y científicos a bordo del barco científico Kilo Moana. Esta inmersión convierte al Nereus en el vehículo robótico subacuático que ha alcanzado una mayor profundidad, y el primero en explorar la fosa de las Marianas desde 1998.


(NC&T) Gran parte del fondo marino más profundo no ha sido explorado todavía. Ahora, los oceanógrafos poseen una herramienta única en su clase para reunir datos, imágenes y muestras de cualquier parte de los océanos, sin las limitaciones previas de profundidad máxima de inmersión que otros batiscafos robóticos han sufrido. Con su tecnología innovadora, el Nereus permitirá estudiar regiones oceánicas que antes resultaban inaccesibles por su profundidad y por sus peligros.

    El singular diseño híbrido del Nereus lo hace idóneo para explorar las últimas fronteras oceánicas. Este vehículo no tripulado es manejado mediante control remoto por pilotos que se hallan en un barco en la superficie. Este control se realiza a través de un cable del que cuelga el vehículo, y que acoge microfibra óptica, muy ligera, que le permite bucear a grandes profundidades y maniobrar con un excelente grado de control. El Nereus también puede cambiar al modo de vehículo autónomo y navegar libremente.

    Andy Bowen, del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, es el creador principal del Nereus. Dana Yoerger, de dicho instituto, y Louis Whitcomb, de la Universidad Johns Hopkins, desarrollaron el sistema de control y navegación del vehículo y le hicieron efectuar descensos cada vez más profundos para verificar su buen funcionamiento.

    El equipo de especialistas está muy complacido con el éxito que ha cosechado el Nereus al alcanzar esa cota de profundidad en el océano y suministrar imágenes y muestras de un entorno tan hostil. Con un robot como el Nereus es posible ahora explorar cualquier parte del océano, por honda que sea. Las fosas abisales están virtualmente inexploradas, por lo que el Nereus será capaz de hacer nuevos descubrimientos en ellas. Por eso, este vehículo robótico marca el comienzo de una nueva era en la exploración marítima.

    La fosa de las Marianas constituye la frontera entre dos placas tectónicas, donde la placa del Pacífico es subducida bajo la pequeña placa de las Marianas. La zona forma parte del Anillo de Fuego del Pacífico, un área donde tienen lugar muchas de las erupciones volcánicas y terremotos del planeta.

    Para llegar a la fosa, el Nereus descendió a una profundidad que es casi el doble de la máxima que muchos otros submarinos de investigación son capaces de alcanzar, y tuvo que resistir presiones mil veces mayores que las existentes en la superficie terrestre. La presión soportada por el Nereus es similar a la existente sobre la superficie del planeta Venus, donde reina una tremenda presión atmosférica.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.nsf.gov/news/news_summ.jsp?org=NSF&cntn_id=114913&preview=false


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 13 de Jul de 2009 - 12:01 PM   

Esta noticia la han leido 684 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +