Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Mover al mismo tiempo las extremidades, el factor clave en el origen del vuelo
 
 


Robert Nudds de la Universidad de Manchester y Gareth Dyke del University College de Dublín, señalan un hecho obvio pero hasta ahora pasado por alto: El de que los pájaros modernos no ofrecen muchos indicios sobre cómo llegaron a su estado actual de destreza aérea. Y argumentan que la clave para averiguar cómo surgió la capacidad de volar batiendo las alas no está en la manera en que las protoaves movían sus extremidades de un modo parecido a como lo hacen las aves, sino en cómo llegaron a mover ambas extremidades delanteras en primer lugar.


(NC&T) Tal como señala Nudds, las aves no son muy útiles como modelo del que deducir características de sus ancestros carentes de la capacidad de volar, los dinosaurios terópodos. Las aves están ya en una fase morfológica avanzada del desarrollo del vuelo mediante el batir de las alas, y poseen una musculatura exclusivamente aviar. Por tanto, en lugar de intentar desentrañar el rompecabezas desde el presente hasta el pasado, los dos científicos optaron por el enfoque alternativo: Desde el pasado hasta el presente. Para ello se remontaron a 140 millones de años atrás.

    En busca de ese primer animal capaz de volar mediante el batir de alas, Nudds y Dyke estudiaron tres dinosaurios con plumas del periodo jurásico: el Caudipteryx, el Protoarchaeopteryx, y el famoso Archaeopteryx. Razonaron que las formas corporales de estos animales tuvieron que compartir rasgos comunes con las de los primeros dinosaurios que adquirieron la capacidad de volar mediante el batir de alas. Teniendo en cuenta esto, Nudds y Dyke utilizaron las leyes físicas para calcular la fuerza de empuje que cada uno de ellos pudo generar con sus extremidades delanteras, lo que les permitió determinar el tipo de morfología requerida para el despegue.

    La cuestión clave, que no se ha tenido en cuenta en algunos estudios anteriores sobre el tema, es por qué los ancestros de las aves comenzaron a mover sus extremidades delanteras a la par, una conducta imprescindible para la estabilidad del vuelo. Averiguar esto es crucial para resolver el enigma. Una posibilidad es que un estilo arborícola de vida les hubiera proporcionado la forma corporal adecuada.

    Si eran habitantes de los árboles, lo natural es que extendieran sus extremidades delanteras de manera simétrica al saltar de rama en rama, o desde el suelo hasta las ramas. Sin embargo, si su hábitat era el suelo, algo que parece más probable según los resultados de diversos estudios sobre fósiles, extender de manera simétrica las extremidades delanteras les dificultaría el avance al tratar de desplazarse por el suelo. Por tanto, debió existir otra razón para la aparición de ese modo de mover las extremidades.

    Una vez surgido este estilo exclusivo de desplazamiento, la evolución del vuelo fue un proceso relativamente directo, según sugieren los nuevos descubrimientos. Sólo ciertas combinaciones de movimientos de las alas son eficaces para producir el empuje necesario que impulsa a un animal a través del aire, por lo que el camino evolutivo a partir de ese momento resulta fácil de deducir.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.manchester.ac.uk/aboutus/news/display/?id=4550


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 21 de May de 2009 - 11:21 AM   

Esta noticia la han leido 840 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +