Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nuevos hallazgos sobre la evolución de los équidos
 
 


El ADN antiguo encontrado en restos de especímenes de especies extintas de caballos en diversos puntos del mundo ha cuestionado el registro fósil de la familia de los Équidos (Equidae) durante los últimos 55 millones de años.


(NC&T) En el estudio participó un equipo internacional de investigadores, incluyendo a expertos del Centro Australiano para el ADN Antiguo (ACAD) ubicado en la Universidad de Adelaida.

    Sólo los actuales caballos, burros y cebras sobreviven hoy, pero existieron muchos otros linajes, extinguidos durante los últimos 50.000 años.

    A pesar del excelente registro fósil de los Équidos, existen aún muchas lagunas en el conocimiento evolutivo sobre ellos.

    En el estudio, los especialistas utilizaron huesos encontrados en cuevas para identificar especies, hasta ahora desconocidas, de caballos, en Eurasia y Sudamérica. Los análisis revelan que una especie de cebra gigante extinta de Sudáfrica, fue simplemente una variante más corpulenta de la moderna cebra de llanura. La cebra pesaba hasta 400 kilogramos y medía unos 150 centímetros hasta los omóplatos.

    También se detectó una nueva especie de burro en las Llanuras Rusas y parece estar relacionada con los fósiles europeos que datan de más de 1,5 millones de años atrás. Las dataciones por Carbono-14 de los huesos revelan que esta especie estuvo viva tan recientemente como hace unos 50.000 años.

    Tal como señala el profesor Alan Cooper, director del ACAD, en su conjunto los nuevos resultados genéticos sugieren que los expertos han subestimado lo mucho que puede variar una misma especie a lo largo del  tiempo y según la zona geográfica en que vivan sus distintas poblaciones, lo que ha llevado a asumir erróneamente una diversidad mayor que la real entre las especies extintas de la megafauna.

    Es probable que lo descubierto tenga repercusiones importantes para el conocimiento de la evolución humana, donde un gran número de especies están actualmente reconocidas a partir de un registro fósil relativamente fragmentario.

    Implica además que la pérdida de la diversidad de las especies que llegó como consecuencia de las extinciones de la megafauna al final de la última Era Glacial pudo no haber sido tan extensa como se pensó previamente.

    En cambio, varios estudios de ADN antiguo han revelado de manera bastante sólida que la pérdida de diversidad genética en muchas especies supervivientes parece que fue muy severa. "Esto tiene serias implicaciones para la biodiversidad y los impactos futuros del cambio climático", advierte el profesor Cooper.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
The University of Adelaide


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 16 de Jan de 2010 - 12:43 PM   

Esta noticia la han leido 525 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +