Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Los cerebros de los músicos son mas eficaces en la identificación sonora de emociones
 
 


Un estudio realizado por un equipo interdisciplinario de científicos de la Universidad del Noroeste, en EE.UU., brinda por primera vez evidencias biológicas de que el entrenamiento musical mejora la habilidad de las personas para reconocer las emociones en el sonido.


(NC&T) La identificación rápida y exacta de las emociones en el sonido es una habilidad que resulta útil en todos los escenarios, tanto en una selva repleta de depredadores, como en un aula, una sala de juntas o en el dormitorio conyugal.

    Dana Strait, autora principal del estudio, realiza sus trabajos de investigación en el Laboratorio de Neurociencias de la Audición, dirigido por la neurocientífica Nina Kraus. El laboratorio es pionero en el estudio de la neurobiología subyacente en el habla, en la percepción de la música y en la plasticidad cerebral para el aprendizaje.

    Kraus, profesora de ciencias de la comunicación y neurobiología, Richard Ashley, profesor de cognición musical, y Erika Skoe del Laboratorio de Neurociencias de la Audición, son los otros autores del nuevo estudio.

    En él, se ha descubierto que cuantos más años de experiencia musical tienen los músicos, y cuanto más temprana fue la edad a la que comenzaron sus estudios de música, mayor es su habilidad para procesar las emociones presentes en el sonido.

    Los científicos ya sabían que la emoción se transmite más por la forma en que un sonido se comunica que por el significado lingüístico de una palabra. El grito de un niño al llamar a su madre, o incluso sonidos vocales sin palabra alguna, pueden significar cosas muy diferentes dependiendo de las propiedades acústicas del sonido.

    En esencia, en los experimentos realizados con motivo del nuevo estudio, se comprobó que los músicos, con mayor rapidez y menor esfuerzo que los participantes sin formación musical, concentran sus recursos neurales en el aspecto importante del sonido, en este caso en el aspecto emocional, al ser la voz de un niño pequeño el breve sonido con el que se examinó la respuesta cerebral de los sujetos.

    Además, los autores del estudio también comprobaron que los elementos acústicos que los músicos procesan con mayor eficiencia son justamente aquellos a los que los niños con trastornos del lenguaje, por ejemplo autismo, les cuesta más trabajo codificar. “No sería una exageración decir que los niños con trastornos del lenguaje podrían beneficiarse con la experiencia musical”, argumenta Kraus.

    Strait, pianista e intérprete de oboe, que anteriormente trabajó como terapeuta con niños autistas, va un poco más lejos. Teniendo en cuenta que los problemas de percepción emocional son típicos en el autismo y el Síndrome de Asberger, sugiere que el entrenamiento musical podría estimular el procesamiento de las emociones en los pacientes de esas enfermedades.


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 27 de Apr de 2009 - 08:28 AM   

Esta noticia la han leido 1129 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +