Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Profundizan en como nuestro cerebro procesa las declaraciones de negación
 
 


Cada día nos enfrentamos a declaraciones afirmativas y declaraciones negativas. De la combinación de la nueva información que nos llega y lo que sabíamos con anterioridad, usualmente podemos determinar si una declaración es cierta o falsa. Investigaciones anteriores indican que la inclusión de palabras de negación, por ejemplo, “no”, en medio de una oración, puede despistar a nuestro cerebro y hacer más difícil la comprensión.


(NC&T) Los psicólogos Mante S. Nieuwland y Gina R. Kuperberg de la Universidad Tufts, investigaron cómo procesa el cerebro diferentes tipos de declaraciones negativas. En este estudio, los investigadores midieron respuestas de potencial vinculadas a eventos (ERPs, por sus siglas en inglés), mientras los participantes leían declaraciones que contenían palabras decisivas que convertían a la declaración en verdadera o falsa.

    Una ERP es una respuesta eléctrica del cerebro que se mide en el cuero cabelludo con electrodos, y está directamente relacionada con algo que se ve o se oye. Los estudios de ERPs se han utilizado para darnos información sobre cómo el lenguaje es inicialmente procesado en el cerebro antes de que cualquier conducta apreciable tenga lugar. Estudios anteriores demostraron que cuando se leen declaraciones afirmativas, aparecen ERPs mayores ante las palabras que convierten en falsa la declaración.

    En este estudio, los participantes leyeron declaraciones de dos clases, que podríamos describir como declaraciones claras y declaraciones tendenciosas. Las declaraciones claras resultan informativas y suenan naturales. Por ejemplo, “Con moderación, beber vino tinto no es malo para su salud”, es una declaración clara. Las declaraciones tendenciosas no aportan información esclarecedora y además resultan confusas. Un ejemplo de este tipo de declaración sería: “Las vitaminas y las proteínas no son muy malas para su salud”. Esta declaración es tendenciosa porque da a entender, con la adición de una sola palabra, que las vitaminas y las proteínas de por sí, incluso en cantidades no excesivas, pueden ser malas para la salud, cuando sabemos que esto no es cierto. En este caso, dicha palabra hace que la declaración resulte un tanto absurda y de escasa utilidad.

    Los resultados revelan que la forma de procesar declaraciones negativas en el cerebro depende de la estructura de la propia oración. Del mismo modo que en las declaraciones ciertas, las palabras falsas generaron mayores ERPs que las palabras verdaderas en declaraciones negativas claras. Es decir, hubo mayor actividad cerebral cuando los participantes se encontraron con una palabra que convertía la declaración en falsa. Sin embargo, en las declaraciones tendenciosas, las palabras ciertas y falsas generaron ERPs similares.

    Estos resultados indican que cuando la negación es útil e informativa (como en el caso de las declaraciones claras), no le hace más difícil al cerebro la labor de comprender el significado negativo de la declaración.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1035:true-or-false-how-our-brain-processes-negative-statements&catid=45:medicine&Itemid=65


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 11 de Mar de 2009 - 12:23 PM   

Esta noticia la han leido 1110 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +