Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
El ejercicio, aun el modesto, reduce los problemas de la grasa acumulada en la cintura
 
 


Un nuevo estudio de la Universidad de Illinois sugiere que cantidades moderadas de ejercicio pueden bastar por sí solas para reducir la inflamación vinculada a la grasa visceral. Esta grasa ha sido relacionada con el síndrome metabólico, un grupo de factores de riesgo que predice las enfermedades cardiacas y la diabetes tipo 2.


(NC&T) En el estudio, quedó clara la importancia de los ejercicios, incluso sin un cambio en la dieta. Jeffrey Woods, profesor de kinesiología y salud comunitaria en la citada universidad, y su equipo, observaron mejorías en cuanto a la sensibilidad ante la insulina, una disminución de la grasa en el hígado y menor inflamación vinculada a la grasa acumulada alrededor de la cintura.

    Esta grasa alrededor de la cintura es especialmente peligrosa porque produce moléculas que causan inflamación, y que entran en el torrente sanguíneo incrementando el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y diabetes.

    Los científicos saben que la obesidad está asociada con la inflamación sistémica de bajo nivel. Las personas obesas tienen un mayor nivel de circulación de indicadores de inflamación, tales como la proteína CRP, que son producidos y secretados por el tejido adiposo. Esta inflamación acelera entonces las enfermedades sistémicas vinculadas al síndrome metabólico, por ejemplo, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiacas.

    En el estudio, Woods y sus colegas examinaron los efectos de la dieta y el ejercicio sobre la inflamación vinculada a la grasa visceral en ratones. Primero se utilizó una dieta elevada en grasas para provocar la obesidad en los animales. Pasadas 6 semanas, los ratones fueron distribuidos en un grupo sedentario, otro en el que se hacían ejercicios, uno en el que se consumía poca grasa, y otro en el que se combinaba una dieta con poca grasa y los ejercicios, a lo largo de 6 ó 12 semanas, para que los científicos pudieran comparar los efectos a largo y corto plazo.

    “La sorpresa fue que la combinación de dieta y ejercicio no produjo diferencias notables, ni mejores resultados con respecto a la dieta o al ejercicio por separado”, explica Vicki Vieira, coautora del estudio.

    El único aumento significativo desde las 6 a las 12 semanas en la grasa acumulada alrededor de la cintura, el tipo de grasa que acelera esas enfermedades inflamatorias, se desarrolló en los ratones que llevaban una vida sedentaria, lo cual sugiere que los ejercicios son una terapia eficaz para reducir la acumulación de la grasa visceral, aún cuando sea elevado el nivel de grasa en la dieta.

    La buena noticia es que el programa de ejercicios seguido por los ratones fue muy modesto. En humanos, probablemente equivaldría a caminar de 30 a 45 minutos diarios, 5 días a la semana.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://illinois.edu/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 25 de May de 2009 - 12:34 PM   

Esta noticia la han leido 769 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +