Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
La duración y calidad del sueño influyen sobre el indice de masa corporal
 
 


¿Podría la actividad de dormir ser un componente crítico para mantener un peso corporal saludable? Según una nueva investigación, el índice de masa corporal (IMC) está relacionado con la cantidad de horas que dormimos y con la calidad del sueño, de un modo sorprendentemente preciso.


(NC&T) Los autores del estudio analizaron el sueño, la actividad y el gasto de energía de 14 personas de la misma profesión y centro de trabajo (personal de enfermería). Cada participante llevó un actígrafo en forma de brazalete, que midió la actividad total, la temperatura corporal, la postura del cuerpo y otros índices de actividad y descanso.

    Cuando el investigador principal Arn Eliasson y su equipo analizaron los datos dividiendo los sujetos de estudio entre personas de sueño corto (que duermen poco) y personas de sueño largo (que duermen las horas que deben), comprobaron que las de sueño corto tenían un IMC más alto, 28,3 kg/m2, en comparación con las de sueño largo, quienes tenían un IMC de 24,5. Las personas de sueño corto también tuvieron un sueño de menor calidad, calificado como tal por su mayor dificultad para dormirse y para permanecer dormidas.

    Sorprendentemente, los individuos con sobrepeso tendían a ser más activos que sus homólogos de peso normal, dando bastantes más pasos que estos últimos: 14.000 los primeros y 11.300 los segundos, una diferencia de casi el 25 por ciento, y gastando casi 1.000 calorías más por día (3.064 versus 2.080).

    Sin embargo, ese gasto adicional de energía no implicó reducción de peso.

    Los investigadores creen que un menor tiempo durmiendo podría desestabilizar los equilibrios hormonales naturales, por ejemplo, reduciendo la cantidad de leptina, conocida como la hormona de la saciedad, y, por consiguiente, ocasionando que esos individuos coman más. El estrés también puede desempeñar un papel, tanto en reducir la duración y calidad del sueño como en aumentar el apetito y otros comportamientos que pueden promover el aumento de peso.

    El estrés y dormir poco pueden hacer que estos individuos sean más desorganizados que los individuos de peso normal, debiendo por ello de hacer más trayectos, y por tanto caminar más, para lograr completar las mismas tareas. Esto podría sumarse a su estrés y estimular otros comportamientos desfavorables como el comer más.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.thoracic.org/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 02 de Jul de 2009 - 11:52 AM   

Esta noticia la han leido 985 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +