Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Las personas sanas de la tercera edad soportan mejor que las jóvenes la privación de sueño
 
 


En un estudio reciente en el que se examinó el estado de alerta y el rendimiento en adultos privados del sueño, los investigadores del BWH (Brigham and Women's Hospital) han comprobado que los adultos sanos de la tercera edad soportan mejor la privación del sueño que las personas jóvenes.


(NC&T) Después de un largo periodo de vigilia, los participantes de más edad estaban menos limitados por la privación del sueño; tenían reacciones más rápidas, sufrían menos lapsus en su rendimiento, prestaban mejor atención y se dormían involuntariamente menos veces que sus compañeros más jóvenes.

    “Incluso los adultos muy sanos, como los de nuestro estudio, notan una disminución en la duración y calidad del sueño conforme envejecen”, explica Jeanne Duffy de la División de Medicina del Sueño en el BWH. “Y a menudo se cree que la somnolencia diurna de las personas de la tercera edad es el resultado de los cambios típicos en el tiempo de sueño nocturno que llegan con la edad.

    Sin embargo, los investigadores han descubierto que el envejecimiento en los adultos sanos no está asociado con la somnolencia diurna, y que en realidad las personas sanas de la tercera edad muestran menos limitaciones ante la privación del sueño que los adultos jóvenes.

    Para el estudio, se observó durante 5 días a 26 adultos jóvenes sanos (de 18 a 29 años de edad), y a 11 sujetos sanos de la tercera edad (de 65 a 76 años de edad). El periodo consistió en 3 noches de 8 horas de sueño seguidas por un periodo de vigilia de 26 horas. Durante esas 26 horas de vigilia, los participantes permanecían sentados en sus camas, tenían a un miembro del equipo en la habitación para ayudarles a permanecer despiertos, y no se les permitía hacer ejercicios o tomar bebidas con cafeína.

    En los periodos de 26 horas de vigilia, se pidió a los participantes en el estudio que midieran lo despiertos que se sentían, dos veces por hora. También se evaluaba su grado de atención cada dos horas. Además, otros patrones de actividad se registraban continuamente a través de electroencefalograma y electrooculograma, con el fin de documentar los momentos en los que inadvertidamente se quedasen dormidos por unos instantes, así como aquellos fallos que experimentasen al intentar prestar atención.

    En muchos estudios se ha comprobado un nivel mayor de somnolencia diurna en personas de la tercera edad. Sin embargo, esta nueva investigación demuestra que este estado diurno en esos ancianos no debería ser atribuido a las consecuencias normales del proceso de envejecimiento, como se ha venido dando por sentado hasta ahora, sino que probablemente sea el resultado de otros factores potenciales, por ejemplo, problemas de salud crónicos, trastornos del sueño no diagnosticados, o los efectos secundarios de medicinas que bastantes individuos de este grupo poblacional toman. Los sujetos de la tercera edad que involuntariamente se quedan dormidos durante el día o justo al anochecer deberían ser estudiados en busca de las causas que yacen tras su somnolencia.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.elsevier.com/locate/cortex


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 25 de Jun de 2009 - 12:19 PM   

Esta noticia la han leido 836 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +