Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Mejor salud con menos calefacción en invierno y menos aire acondicionado en verano
 
 


Una investigación llevada a cabo en el Laboratorio Nacional Lawrence de Berkeley sugiere que administrar con mayor eficiencia energética la climatización de los edificios podría tener efectos beneficiosos para la salud de los ocupantes y también para su confort.


(NC&T) Los investigadores, Mark Mendell y Anna Mirer, analizaron los datos recolectados por la Agencia Estadounidense de Protección Medioambiental sobre 95 edificios de oficinas climatizados en lugares diversos de Estados Unidos.

    Los datos incluyeron mediciones estándar en cada edificio de factores tales como la temperatura y la humedad, durante una semana, ya fuese en verano como en invierno. Los ocupantes de los edificios respondieron en esos días a una encuesta con preguntas sobre síntomas relacionados con el edificio, es decir síntomas que se experimentaban en el edificio pero que mejoraban fuera del mismo. Los síntomas analizados estaban relacionados con el tracto respiratorio superior e inferior, los ojos, la piel, dolores de cabeza, fatiga y dificultad para concentrarse.

    Utilizando los datos de este estudio, los científicos del citado laboratorio efectuaron un análisis estadístico de dos preguntas:

    1) ¿Cómo difieren las temperaturas en los 95 edificios del estudio BASE respecto a los rangos de temperaturas confortables recomendados para el verano y el invierno por la Asociación de Ingenieros en Calefacción, Refrigeración y Climatización (ASHRAE por sus siglas en inglés)? La ASHRAE es la organización técnica que crea las recomendaciones ampliamente utilizadas sobre el modo óptimo de manejar los sistemas de climatización y ventilación de los edificios.

    2) ¿Existen vínculos entre la presencia de síntomas relacionados con el edificio y la temperatura o la humedad interiores?

    En el invierno, los investigadores encontraron que los edificios se mantenían mayormente dentro del rango de temperaturas confortable para el invierno, pero en el verano las temperaturas de los edificios estaban, como promedio, por debajo del rango confortable para el verano. Sorprendentemente, los edificios se mantenían, como promedio, con temperaturas más bajas en el verano que en el invierno, por casi medio grado centígrado, incluso a pesar de que las personas se sienten más cómodas con temperaturas un poco más tibias en el verano.

    Estas bajas temperaturas en el verano sugieren que muchos ocupantes pasarían algo de frío en sus oficinas, y este enfriamiento excesivo realizado por sus sistemas de climatización también indica un desperdicio de energía.

    Además, en el verano se incrementaron en más de un 50 por ciento varios síntomas relacionados con el edificio, tales como el dolor de cabeza, la fatiga, y la dificultad para concentrarse, en los edificios que mantenían temperaturas por debajo de los 23 grados centígrados. Estos edificios, demasiado fríos para que sus ocupantes se sintieran a gusto en verano, constituían casi la mitad de los edificios analizados en el verano. Estos síntomas podrían ser menores si los edificios se hubieran mantenido un poco más tibios en verano.

    En invierno, los edificios con mayores temperaturas interiores (por encima de los 23 grados centígrados) estaban vinculados con un porcentaje de entre el 30 y el 80 por ciento aproximadamente de los síntomas en la piel, nariz y ojos, y también con los dolores de cabeza. La cantidad de edificios afectados fue de más de la mitad de los analizados en invierno. Estos síntomas podrían ser menores si los edificios se hubieran mantenido un poco más frescos en invierno.

    En pocas palabras, evitar el sobreenfriamiento en el verano, y mantener la temperatura de invierno en el valor más bajo del rango recomendado para esa estación, puede conllevar una disminución sustancial de los síntomas relacionados con el edificio. Y todo ello sin que se vea reducido el confort térmico durante el invierno, e incluso mejorándolo en el verano.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1084:berkeley-lab-analysis-finds-reduced-cooling-and-heating-may-improve-health&catid=39:ecology&Itemid=59


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 25 de Mar de 2009 - 12:35 PM   

Esta noticia la han leido 1244 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +