Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nuevo dispositivo lumínico para tratar alteraciones del sueño
 
 


Las perturbaciones del sueño aumentan cuando envejecemos. Algunos estudios ponen de manifiesto de que más de la mitad de las personas mayores de 65 años de edad padece de perturbaciones crónicas del sueño. Los científicos creen desde hace mucho tiempo que las perturbaciones comunes del sueño entre los ancianos a menudo son el resultado de una alteración de los ritmos circadianos del cuerpo, ciclos biológicos que se repiten aproximadamente una vez cada 24 horas.


(NC&T) En años recientes, científicos del Centro de Investigaciones sobre la Iluminación, dependiente del Instituto Politécnico Rensselaer, y también expertos de otros centros, han demostrado que la luz azul es la más eficaz para estimular el sistema circadiano cuando se la combina con los valores más adecuados de intensidad, duración, distribución en el espacio, y distribución en el tiempo.

    Un equipo del Centro de Investigaciones sobre la Iluminación ha probado un dispositivo semejante a unas gafas, diseñado para aplicar luz azul directamente a los ojos con el propósito de mejorar la calidad del sueño en las personas de la tercera edad.

    Mariana Figueiro es la investigadora principal del proyecto.

    Los patrones de luz y sombras son los principales sincronizadores de los ritmos circadianos con el día solar de 24 horas. Los estímulos de luz viajan a través de la retina, un tejido nervioso sensible a la luz que cubre la pared posterior del ojo, hasta alcanzar el reloj principal en el cerebro. Sin embargo, una combinación de cambios en el ojo relacionados con la edad, y un estilo de vida más sedentario, pueden disminuir la cantidad de estímulos luminosos que alcanzan las retinas de una persona de edad avanzada, reduciendo por consiguiente la cantidad de luz para el sistema circadiano.

    Cuando envejecemos, la lente del ojo se hace más gruesa y la pupila se encoge, reduciendo la cantidad de luz que llega a la retina. Para empeorar las cosas, en algunos casos, como en el de las personas con la enfermedad de Alzheimer, el sistema circadiano puede requerir de un estímulo luminoso más fuerte debido al deterioro paulatino de los procesos neuronales en el cerebro.

    Estos cambios físicos y neuronales pueden llevar a que las señales lleguen atenuadas al sistema circadiano. Si a esto se le suman ciertos factores ambientales, como un estilo de vida fundamentalmente en interiores y por tanto menos proclive a que el sujeto reciba grandes cantidades de luz diurna, surgirán las condiciones perfectas para el desarrollo de patrones irregulares de la actividad del sueño.

    El sistema desarrollado por el equipo de Mariana Figueiro se basa en que un marcado aumento en los niveles de iluminación diurna puede neutralizar esa menor exposición de la retina a la luz. La neutralización se logra proporcionando una señal más fuerte al sistema circadiano. Sin embargo, el color e intensidad deben ser ajustados con precisión ya que, de otro modo, el tratamiento no da resultado. Esa ineficacia se registra con muchos sistemas de iluminación disponibles comercialmente, los cuales están diseñados para lograr una buena eficacia lumínica con el consumo energético mínimo, pero que no son necesariamente eficaces en la generación de la luz capaz de estimular el sistema circadiano de los ancianos.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://news.rpi.edu/update.do?artcenterkey=2593&setappvar=page(1)


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 29 de Jun de 2009 - 12:56 PM   

Esta noticia la han leido 995 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +