Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Cierto rasgo de la conducta alimentaria humana puede ser mas antiguo de lo creído
 
 


Unos ecólogos del comportamiento trabajando en Bolivia han descubierto que, justo al contrario de lo pensado hasta ahora, los monos araña salvajes controlan sus dietas de una forma similar a los humanos. Estos monos, aunque no sean conscientes de ello, regulan estrictamente su ingestión diaria de proteínas, en lugar de tratar de maximizar su ingestión diaria de calorías (energía). Los hallazgos hechos con esta investigación sugieren que los orígenes evolutivos de estos patrones de alimentación en los humanos podrían ser mucho más antiguos de lo sospechado.


(NC&T) La investigación también ofrece información valiosa sobre qué árboles son importantes para la dieta de los monos, lo cual es vital para poder aplicar las medidas más adecuadas que garanticen su conservación. La información también podría ayudar a mejorar el cuidado de primates en cautiverio, los cuales, debido a su dieta, pueden ser propensos a la obesidad y a los problemas de salud asociados.

    La investigadora Annika Felton (Universidad Nacional Australiana, en Canberra, Australia), pasó un año en la selva tropical boliviana (en el Departamento Santa Cruz) haciendo primeramente que los monos araña peruanos (Ateles chamek) se acostumbrasen a la presencia de ella, y luego observando sus hábitos alimentarios.

    Ella siguió a 15 monos de manera individual (7 machos y 8 hembras, todos adultos), realizando observaciones continuas del mismo animal durante todo el día y siguiendo a cada uno de los monos durante al menos un día entero al mes.

    Durante las observaciones, registró todo lo que los monos hacían y comían, y durante cuánto tiempo. Cuando le fue posible, contó cada fruta y cada hoja que comían y recolectó muestras de lo que habían ingerido de los árboles específicos que los monos habían elegido. Las muestras fueron desecadas y enviadas al laboratorio en Australia, donde se analizó su contenido nutricional. Esto permitió calcular a Felton y a sus colegas cuánto había consumido cada mono individual y cuáles eran los nutrientes implicados.

    Los científicos descubrieron que el patrón de ingestión de nutrientes de los monos araña salvajes, que consumen frutas principalmente, era casi idéntico al de los humanos, que somos omnívoros. Lo que los monos araña y los humanos tenemos en común es que regulamos estrictamente la ingestión de proteínas diaria. Parece que esos monos intentan ingerir una cantidad específica de proteína cada día, independientemente de si comen sólo fruta madura o también otros productos vegetales.

    Hallar tal conducta en los monos araña ha resultado inesperado, porque antes se pensaba que los animales especializados en comer fruta madura eran "maximizadores de energía", o, en otras palabras, que intentarían maximizar su ingestión diaria de energía. Los resultados de la investigación demuestran que éste no es el caso.

    La consecuencia de la regulación estricta de proteína es la misma para monos y humanos: Si la dieta es pobre en proteína pero rica en carbohidratos y grasas (alimentos densos en energía) los individuos terminarán ingiriendo una gran cantidad de energía para tratar de obtener su meta proteica, lo cual puede llevar al aumento excesivo de peso. Se piensa que este efecto derivado de la prioridad proteica desempeña un papel importante en el problema de la obesidad humana que afecta a las sociedades occidentales modernas.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www3.oup.co.uk/jnls


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 11 de Jun de 2009 - 01:11 PM   

Esta noticia la han leido 761 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +