Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Dudas sobre el parentesco evolutivo entre aves y dinosaurios
 
 


Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón ha hecho un nuevo e importante descubrimiento sobre cómo respiran las aves y tienen una capacidad pulmonar que les permite volar. El hallazgo, según las conclusiones de los autores del estudio, indica que es improbable que las aves desciendan de algún dinosaurio terópodo conocido.


    (NC&T) En opinión de los investigadores, de la Universidad Estatal de Oregón, los resultados del nuevo estudio respaldan las conclusiones de otras investigaciones, en una línea de trabajo que podría forzar finalmente a muchos paleontólogos a revisar su creencia de que las aves modernas son descendientes directas de dinosaurios carnívoros antiguos.

    "Este descubrimiento probablemente signifique que las aves evolucionaron por una vía paralela a la de los dinosaurios, comenzando ese proceso antes de que la mayoría de las especies de dinosaurios aparecieran", aventura John Ruben, profesor de zoología de la citada universidad.

    Se sabe, desde hace décadas, que el fémur, o hueso del muslo de las aves, es muy rígido. Lo que acaba de ser descubierto, sin embargo, es que es esta posición de los huesos y de la musculatura de las aves lo que evita que sus sacos aéreos y pulmones se colapsen cuando inhalan aire.

    Las aves, de sangre caliente, requieren alrededor de 20 veces más oxígeno que los reptiles, de sangre fría, y en ellas ha evolucionado una estructura pulmonar única que permite una alta cadencia de intercambio gaseoso y un alto nivel de actividad. La estructura inusual de sus muslos es lo que las ayuda a mantener correctamente los pulmones y a evitar su colapso.

    "Esto es fundamental para la fisiología de las aves", explica la investigadora Devon Quick. "Resulta muy extraño que nadie se diera cuenta de esto antes. La posición del hueso del muslo y de los músculos en las aves resulta crucial para su función pulmonar, la cual a su vez les da capacidad pulmonar suficiente para el vuelo".

    Los autores del estudio argumentan que muchos otros animales actuales o pasados capaces de caminar por tierra, como por ejemplo humanos, elefantes, perros, lagartos y dinosaurios, tienen o tenían un fémur móvil con una función decisiva en su locomoción.

    Lo que esto implica, según los investigadores, es que las aves casi con toda seguridad no descienden de dinosaurios terópodos, como el Tyrannosaurus.

    "Una de las razones principales por las que muchos científicos han seguido señalando a las aves como descendientes de los dinosaurios ha sido la similitud entre sus pulmones", explica Ruben. "Sin embargo, los dinosaurios terópodos tenían un fémur móvil y por consiguiente no podían haber tenido un pulmón que trabajara como los de las aves. Su saco aéreo abdominal, en caso de que poseyeran alguno, se habría colapsado fácilmente. Eso corta de raíz una parte fundamental de la evidencia que apoyaba al vínculo entre dinosaurios y pájaros".

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://oregonstate.edu/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 16 de Jul de 2009 - 11:07 AM   

Esta noticia la han leido 1063 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +