Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Estudian en caimanes la atmósfera en la que vivieron los primeros dinosaurios
 
 


Durante los últimos 540 millones de años, los niveles de oxígeno de la Tierra han fluctuado violentamente. Teniendo en mente que los dinosaurios aparecieron en la época en que el oxígeno estaba en su nivel más bajo, al 12 por ciento, Tomasz Owerkowicz, Ruth Elsey y James Hicks se preguntaron cómo estos monstruos se las arreglaban para vivir con esos niveles tan bajos. Pero sin dinosaurios vivos sobre los cuales comprobar sus ideas, Owerkowicz y Hicks dirigieron su atención a un pariente moderno de estos: el caimán.

(NC&T) Los investigadores sabían que probar con caimanes los efectos de diferentes niveles de oxígeno podría dar resultados aplicables a los dinosaurios porque los caimanes, al igual que otros reptiles, han sobrevivido en su figura y forma básicas durante 220 millones de años. Es decir que deben poseer un "diseño" muy bueno para haber sobrevivido a las fluctuaciones de oxígeno. Tras decidir comenzar por la fase inicial del desarrollo de los caimanes, el trío optó por incubar huevos de caimán a diferentes niveles de oxígeno, para descubrir cómo las crías crecían y se desarrollaban. Después de recibir huevos de caimán recién puestos desde Elsey, en el Refugio de Vida Salvaje Rockefeller, Owerkowicz los dividió en grupos incubados a distintos niveles de oxígeno, 12 por ciento (bajo), 21 por ciento (normal) y 30 por ciento (alto), y esperó a ver qué sucedía. Tres meses después de salir del cascarón, las diferencias ya vislumbradas en sus primeras horas fuera de éste resultaron evidentes. Comprobando la respiración de los reptiles y sus índices metabólicos, quedó claro que los animales en la atmósfera de alto nivel de oxígeno estaban respirando mucho menos que los que se encontraban en la de nivel bajo y la de nivel medio, probablemente porque los animales en la atmósfera con oxígeno al 30 por ciento aspiraban más oxígeno por cada inspiración, lo que conducía a un ahorro energético significativo en la operación de respirar. Cuando Owerkowicz verificó la dimensión de los pulmones de las crías de 3 meses de edad incubadas con poco oxígeno, pudo observar que eran más grandes que los de los caimanes con nivel de oxígeno normal. Los pulmones de los caimanes se ampliaron para compensar el bajo suministro de oxígeno, permitiendo incrementar sus índices metabólicos, aunque sin igualar a los índices de los caimanes con nivel normal o alto de oxígeno. Owerkowicz admite que, a pesar de los resultados obtenidos en este estudio, no puede explicar cómo era la vida cotidiana para los predecesores prehistóricos de los caimanes, ya que su crecimiento y patrones metabólicos pudieron haber sido significativamente diferentes. Pese a todo, los resultados ilustran lo mucho que se puede lograr con una capacidad de adaptación a los niveles de oxígeno tan buena como la demostrada por los caimanes analizados. -ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET: http://www.biologists.com/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 30 de May de 2009 - 09:09 AM   

Esta noticia la han leido 899 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +