Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Cuestionan la existencia de la "materia oscura"
 
 


A medida que los cosmólogos modernos se apoyan más y más en la enigmática "materia oscura" para explicar observaciones que de otra manera resultarían inexplicables, mayor es la necesidad de detectarla para así validar esas explicaciones. Sin embargo, pese a que en las dos últimas décadas se ha dedicado mucho trabajo a la detección de esta misteriosa sustancia, aún no se ha encontrado una prueba directa de su existencia real.


(NC&T) En consecuencia, desde hace algún tiempo, se ha ido incrementando el número de físicos que cuestionan la existencia de la materia oscura. Ya han sido desarrolladas teorías sobre gravitación que compiten con las explicaciones basadas en la supuesta existencia de la materia oscura. El único problema es que entran en conflicto con la teoría de la gravitación de Newton.

    En dos nuevos estudios, Pavel Kroupa del Instituto Argelander de Astronomía en la Universidad de Bonn, junto con su ex-colega en dicha institución, Manuel Metz, trabajando en colaboración con Gerhard Hensler y Christian Theis de la Universidad de Viena, y Helmut Jerjen de la Universidad Nacional Australiana, en Canberra, han examinado las llamadas "galaxias satélite".

    Este término es usado para las galaxias enanas que acompañan a la Vía Láctea, algunas de las cuales contienen sólo unos pocos miles de estrellas. De acuerdo con los mejores modelos cosmológicos, cientos de estas galaxias diminutas existen presumiblemente alrededor de la mayoría de las grandes galaxias. Sin embargo, hasta ahora sólo se han observado 30 de dichas galaxias satélite alrededor de la Vía Láctea, una discrepancia en cantidad que se atribuye comúnmente al hecho de que la luz emitida por la mayoría de las galaxias satélite es tan débil que resultan invisibles.

    Un estudio detallado de estos conjuntos de estrellas ha revelado varios fenómenos asombrosos: Para empezar, hay algo inusual acerca de su distribución. Las galaxias satélite deberían estar dispuestas de manera uniforme alrededor de su galaxia madre, pero esto no es lo que los astrónomos han encontrado. Todas las galaxias satélite clásicas de la Vía Láctea (las once galaxias enanas más brillantes) se ubican más o menos en el mismo plano, formando una especie de disco en el cielo. El equipo de investigación también ha sido capaz de mostrar que la mayoría de estas galaxias satélite rotan en la misma dirección alrededor de la Vía Láctea, algo que recuerda a los planetas de nuestro sistema solar.

    Los físicos creen que este fenómeno sólo puede ser explicado si las galaxias satélite fueron creadas mucho tiempo atrás como consecuencia de colisiones entre galaxias más jóvenes. Los fragmentos producidos por un evento así pueden dar lugar a galaxias enanas giratorias. Sin embargo, según cálculos teóricos, las galaxias satélite creadas no pueden contener materia oscura alguna. Y el caso es que esta suposición entra en contradicción con otra observación: Las estrellas en las galaxias satélite que los autores del nuevo estudio han observado se están moviendo mucho más rápido que lo predicho por la Ley de la Gravitación, como si albergasen materia oscura.

    "La única solución sería rechazar la teoría clásica de la gravedad de Newton", aventura Pavel Kroupa. "Probablemente no vivimos en un universo newtoniano. Si esto es cierto, entonces nuestras observaciones podrían explicarse sin la materia oscura". Las hipótesis de esta clase también están encontrando apoyo entre otros equipos de investigación en Europa.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.uni-bonn.de/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Jun de 2009 - 05:00 PM   

Esta noticia la han leido 534 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +