Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Nacimiento de estrellas en un anillo de gas primigenio del Big Bang
 
 


La evidencia del nacimiento de estrellas dentro de una nube de gas primigenio ha dado a los astrónomos un indicio de un posible modo de formación de galaxias desconocido hasta ahora. La nube, conocida como el Anillo de Leo, parece carecer de materia oscura y elementos pesados, presentes normalmente en las galaxias hoy observadas. El inesperado descubrimiento se ha producido gracias a ciertos instrumentos a bordo del satélite GALEX, de la NASA, los cuales son sensibles a la radiación ultravioleta emitida por estrellas recién formadas.


(NC&T) Esto demuestra lo importante que resulta la observación de las radiaciones ultravioleta desde el espacio. Debido al descubrimiento de formación estelar dentro de estructuras que parecen ser una nueva clase de galaxia enana, el observatorio GALEX demuestra estar cumpliendo con creces su misión.

    El equipo, dirigido por el astrónomo David Thilker de la Universidad Johns Hopkins, incluye a Barry Madore y Mark Seibert, ambos pertenecientes a los Observatorios Carnegie.

    El Anillo de Leo, descubierto por radioastrónomos en 1983, es una nube de hidrógeno y helio que orbita alrededor de dos galaxias en la constelación de Leo. La nube es casi invisible en longitudes de onda ópticas, y desde su descubrimiento los astrónomos han estado buscando estrellas en su interior sin tener éxito.

    El lanzamiento en el 2003 del GALEX, con detectores ultrasensibles a las radiaciones ultravioleta, ha hecho posible la exploración en longitudes de onda fuera del alcance de otros observatorios, y ha permitido detectar emisiones ultravioleta procedentes de las regiones de formación de estrellas dentro de la nube, las cuales, según los astrónomos, son galaxias enanas de un nuevo tipo.

    Mediciones previas de las masas y velocidades de las aglomeraciones de hidrógeno dentro del Anillo de Leo sugieren que éste carece de cantidad significativa alguna de materia oscura, un rasgo que distingue a estas regiones de formación estelar recién descubiertas del resto de las galaxias enanas conocidas. Dado que en los modelos cosmológicos actuales las galaxias se forman en asociación con un "halo" masivo de materia oscura, esto sugiere que las nuevas galaxias se formaron mediante un proceso diferente y todavía desconocido para la ciencia.

    Debido al inmenso tamaño del Anillo de Leo resulta improbable que el gas que lo constituye provenga de las galaxias ubicadas en el centro. Es posible que este gas haya permanecido esencialmente intacto desde el inicio del universo. Si es así, las galaxias enanas recién formadas allí podrían estar compuestas mayormente de hidrógeno y helio puros, y carecer de elementos más pesados ("metales", en terminología astronómica). El Anillo de Leo y sus recién descubiertas galaxias enanas ultravioleta, podrían brindar a los astrónomos una excelente oportunidad para averiguar el mecanismo más probable de formación de galaxias en los primeros tiempos del universo.

    El nuevo tipo de galaxia enana pudo haber sido común al principio del universo, cuando las nubes de hidrógeno y helio puros debieron ser más abundantes.

    El descubrimiento abre una ventana al proceso de formación de estrellas dentro de nubes de gases primigenios no enriquecidos aún con elementos pesados.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=1078:new-stars-from-old-gas-surprise-astronomers&catid=34:astronomy&Itemid=34


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 24 de Mar de 2009 - 01:43 PM   

Esta noticia la han leido 635 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +