Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Una "sopa prebiótica" distinta para los mundos alrededor de estrellas frías
 
 


Se cree que la vida en la Tierra surgió de una sopa caliente de compuestos químicos. ¿Existe esta misma sopa en planetas en órbita a otras estrellas? Un nuevo estudio, realizado a partir de observaciones con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, brinda indicios de que los planetas en la zona habitable alrededor de estrellas más frías que nuestro Sol pueden poseer mezclas diferentes de productos químicos, potencialmente formadoras de vida, o “prebióticas”.


(NC&T) Los astrónomos emplearon al Spitzer para buscar un producto químico prebiótico, llamado cianuro de hidrógeno, en el material de formación planetaria que gira alrededor de diferentes clases de estrellas. El cianuro de hidrógeno es un ingrediente para la formación de adenina, una de las cuatro piezas básicas de la molécula de ADN.

    Las estrellas jóvenes nacen dentro de envolturas de polvo y gas, que adelgazan hasta convertirse en discos. El polvo y gas en los discos suministran la materia prima de la que se forman los planetas. Los científicos piensan que las moléculas que formaban el material primigenio de la vida sobre la Tierra podrían haberse formado en un disco de esa clase. Se cree que las moléculas prebióticas, como la adenina, pudieron haber aterrizado en nuestro, por entonces muy joven, planeta, transportadas por meteoritos que cayeron sobre la superficie terrestre.

    “Es plausible que la vida sobre la Tierra comenzara de repente por un suministro abundante de moléculas llegadas desde el espacio”, estima Ilaria Pascucci, científica de la Universidad Johns Hopkins.

    ¿Pueden darse los mismos pasos generadores de vida alrededor de otras estrellas? Para responder a esta pregunta, los investigadores, dirigidos por Pascucci, examinaron los discos de formación planetaria alrededor de 44 estrellas similares al Sol y 17 estrellas más frías que éste, empleando el espectrógrafo infrarrojo del Spitzer. Las estrellas analizadas tienen todas de uno a tres millones de años aproximadamente, una edad en la que, según se cree, las estrellas con materia prima suficiente a su alrededor tienen planetas en proceso de formación. Los astrónomos buscaron específicamente las proporciones de cianuro de hidrógeno respecto a una molécula de referencia, acetileno.

    Detectaron moléculas de cianuro de hidrógeno en el 30 por ciento de los discos que giran alrededor de estrellas amarillas como nuestro sol. Pero no encontraron ninguna alrededor de las estrellas más frías y pequeñas, como las estrellas enanas de la clase espectral M, de tonalidad rojiza, y muy abundantes en el universo, ni tampoco alrededor de las enanas marrones, que no son estrellas sino astros un poco por debajo del umbral de masa necesario para convertirse en estrellas.

    Por tanto, todo apunta a que en los planetas alrededor de las estrellas frías, la química prebiótica se desarrolla de manera diferente a como lo hizo en la Tierra.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.jhu.edu/news_info/news/home09/apr09/jpl_spitzer.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 18 de May de 2009 - 11:08 AM   

Esta noticia la han leido 724 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +