Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Vestigios duraderos de un estallido cerca de un agujero negro
 
 


El Observatorio Chandra de Rayos X de la NASA ha encontrado un "fantasma" cósmico acechando alrededor de un distante agujero negro supermasivo. Éste es el primer descubrimiento de tal remanente de alta energía, y los científicos piensan que es la evidencia de una erupción enorme provocada por la acción del agujero negro sobre su entorno.


    (NC&T) Este descubrimiento presenta a los astrónomos una valiosa oportunidad de observar fenómenos que se desencadenaron cuando el universo era muy joven. El fantasma de rayos X, llamado así porque una fuente difusa e inusual de rayos X ha permanecido después de haberse extinguido la otra radiación de la erupción, está en la zona del firmamento que corresponde al Campo Profundo Norte del Chandra, una de las imágenes en rayos X más distantes tomadas hasta ahora. La fuente, conocida como HDF 130, está a unos 10.000 millones de años-luz de distancia y existió unos 3.000 millones de años después del Big Bang, cuando las galaxias y los agujeros negros se estaban formando a gran velocidad.

    Andy Fabian, Scott Chapman y Caitlin Casey, de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, piensan que el brillo en rayos X de HDF 130 es la evidencia de un poderoso fogonazo promovido por su agujero negro central en forma de chorros de partículas muy energéticas viajando casi a la velocidad de la luz. Cuando la erupción estaba en proceso, produjo cantidades prodigiosas de ondas de radio y rayos X, pero después de varios millones de años, la señal de radio se desvaneció, disipada la gran energía portada por los electrones, al irradiarla en la inmensidad del cosmos.

    Sin embargo, los electrones sin esas altas energías pueden producir todavía rayos X, al interactuar con el océano ubicuo de fotones remanentes del Big Bang, es decir el fondo cósmico de radiación. Las colisiones entre estos electrones y los fotones del fondo cósmico pueden imprimir bastante energía a los fotones para empujarlos a la banda de energía de los rayos X. Este proceso produce una fuente extendida de rayos X que dura unos 30 millones de años.

    Así, este fantasma habla a los astrónomos sobre la erupción del agujero negro mucho tiempo después de haber muerto ésta.

    El hallazgo sugiere también que el cielo visible en rayos X debe estar abarrotado de tales fantasmas, sobre todo si las erupciones provocadas por agujeros negros eran tan comunes en el universo temprano como piensan los astrónomos.

    La potencia de la erupción provocada por el agujero negro y asociada a HDF 130 fue colosal. Probablemente equivalió a la explosión de unos mil millones de supernovas.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.chandra.harvard.edu/press/09_releases/press_052809.html


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 29 de Jun de 2009 - 12:55 PM   

Esta noticia la han leido 644 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +