Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
¿Que les ocurre a los parásitos de los animales que se extinguen?
 
 


Se dedican muchos estudios a las especies en peligro de extinción, como por ejemplo al oso panda o al oso polar. Pero, ¿qué les ocurre a los parásitos de las especies amenazadas? No se trata tan sólo de las pérdidas de biodiversidad que pueda acarrear la coextinción de los parásitos de una especie, sino del peligro de que tales parásitos se adapten a otras especies, incluyendo el Ser Humano, o su ganado o cultivos agrícolas, ante la presión evolutiva de adaptarse o morir.


(NC&T) En un nuevo estudio, el biólogo Rob Dunn, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, y sus colegas, revisan el concepto de coextinción, o efecto dominó, de las extinciones causadas por la pérdida de especies.

    Los modelos matemáticos sugieren que las coextinciones atribuibles a las acciones de los seres humanos son muy comunes. Pero aún así, al contrario de lo que cabría esperar, son muy pocos los casos de coextinción que hayan sido recogidos en la literatura científica.

    Lo que se sabe hoy sobre las coextinciones ilustra una situación un tanto paradójica. Los modelos sugieren que ya se han producido miles de coextinciones, y que se avecinan cientos de miles más. Pese a ello, los científicos sólo han observado unas pocas de ellas. De modo que no existe la certeza de si tales coextinciones son inexorables, o si los parásitos (y las especies mutualistas) están mejor preparados de lo que se cree para cambiar de pareja. Tal vez, algunas de las relaciones especializadas no sean tan especializadas como se ha venido asumiendo.

    La cuestión no sólo abarca a las especies parásitas. También a las que practican el mutualismo, o a las que, sin perjudicar ni beneficiar a una especie, dependen de ella.

    Dado que la diversidad de esas especies dependientes es superior en varios órdenes de magnitud a la de los organismos de los que viven, el número de coextinciones también se espera que sea mucho más grande que la cantidad de extinciones de tales organismos.

    Sin embargo, hay una posibilidad diferente: El declive de una especie puede conducir a las especies parásitas a "mudarse" a organismos receptores alternativos, lo que a su vez podría incrementar la incidencia de parásitos y patógenos emergentes tanto en humanos, como en nuestros animales y vegetales domésticos. Dicho de manera sencilla, cuando una especie se vuelve escasa, sus parásitos y mutualistas tienen dos elecciones: buscarse otra especie de la que vivir, o extinguirse.

    Dunn señala que las regiones donde están apareciendo nuevas enfermedades capaces de afectar a los humanos, como la gripe aviar, coinciden con las regiones donde están amenazadas de extinción una mayor cantidad de especies de mamíferos y aves.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://news.ncsu.edu/news/2009/06/mkdunnextinction.php


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 08 de Jul de 2009 - 01:40 PM   

Esta noticia la han leido 1037 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +