Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Reducir la acumulación de CO2 atmosférico tirando desechos agrícolas al fondo del mar
 
 


Si se prensan en fardos el 30 por ciento de los residuos de las cosechas (tallos, hojas y otros) y los hundimos en las profundidades del océano, podríamos reducir la acumulación en la atmósfera de un 15 por ciento de dióxido de carbono por año, según unos cálculos recién publicados.


(NC&T) Esa es una cantidad considerable de carbono. Y además el proceso puede lograrse con tecnología existente y se puede llevar a cabo año tras año, según Stuart Strand, profesor de la Universidad de Washington. La técnica retiraría carbono y lo mantendría atrapado en los sedimentos del fondo marino y en aguas profundas durante miles de años, según sostiene Strand.

    Strand ha ideado una fórmula para medir la eficiencia del secuestro de carbono por este proceso y la de otros que usan los residuos de las cosechas, algo que nadie ha hecho antes.

    Contando cuidadosamente cuánto carbono se liberaría durante la cosecha, transporte y hundimiento del 30 por ciento de los residuos de las cosechas de Estados Unidos y comparándolo con la cantidad de carbono que podría aislarse de la atmósfera por este método, Strand estima que el proceso tendría una eficiencia del 92 por ciento. Esa es una eficiencia mayor que la lograda por cualquier otro de los usos posibles de los residuos que él consideró en su estudio, incluyendo el dejar simplemente esos desechos en el campo, lo cual tiene un 14 por ciento de eficiencia en el secuestro del carbono, o aprovechar los residuos para producir etanol, lo que evita el uso de combustibles fósiles, pero que sólo tiene un 32 por ciento de eficiencia.

    En el ámbito mundial, la agricultura es la actividad de mayor escala de la humanidad. Un 30 por ciento de los residuos agrícolas del mundo representa 600 megatoneladas de carbono que, si se aíslan en el océano profundo con un 92 por ciento de eficacia, conllevaría que la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera se redujese desde un valor de 4.000 megatoneladas de carbono a 3.400 megatoneladas anualmente. Eso es cerca de un 15 por ciento de disminución.

    El proceso propuesto sólo retiraría los residuos que no están bajo tierra. Strand basa sus cálculos en usar un 30 por ciento del material de desecho porque eso es lo que los científicos agrícolas afirman que puede ser eliminado de forma sostenible, pues el resto es necesario para mantener el nivel de carbono orgánico en los suelos. Los residuos se embalarían mediante equipamiento existente y se transportarían usando camiones, barcazas o trenes hasta los puertos, de igual forma que se hace con las cosechas. Los fardos de residuos se transportarían a una zona del océano que tenga 1.500 metros de profundidad, y entonces se les agregaría un lastre formado por piedras para que se hundiesen.

    "Las aguas oceánicas a más de 1.500 metros de profundidad no se mezclan significativamente con las aguas superiores", argumenta Strand. "El océano profundo está frío, limitado en oxígeno y hay pocos organismos marinos que pueden descomponer estos residuos. Eso significa que lo que se deposite ahí, se quedará allá durante miles de años".

    Por supuesto, como en todo plan de geoingeniería a escala planetaria, cabe esperar que se presentasen efectos colaterales que convendrá valorar de manera muy cuidadosa. Además, no puede descartarse la existencia de riesgos no predecibles desde un planteamiento teórico básico como es el utilizado en este estudio.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.scitech-news.com/ssn/index.php?option=com_content&view=article&id=974:some-of-earths-climate-troubles-should-face-burial-at-sea-scientists-say&catid=39:ecology&Itemid=59


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 09 de Mar de 2009 - 01:53 PM   

Esta noticia la han leido 1549 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +