Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Pájaros capaces de reconocer personas tras unos pocos encuentros breves
 
 


Unos biólogos de la Universidad de Florida han comprobado que los sinsontes, conocidos también como cenzontles, reconocen y recuerdan a las personas de las que tengan motivos para considerarlas un peligro para sus nidos. Si las aves, comunes en bastantes ciudades de ciertas áreas de América, divisan a las personas indeseadas, emiten sonidos de alerta, efectúan amenazantes vuelos en picado hacia el intruso, y a veces hasta le picotean en la cabeza, ignorando en cambio a acompañantes del sujeto con los que no hayan tenido ningún altercado previo o a otras personas a las que no conozcan.


    (NC&T) "Tendemos a ver iguales a todos los sinsontes, pero el sentimiento no es mutuo", explica Doug Levey, profesor de biología de la citada universidad. "Los sinsontes ciertamente no ven iguales a todos los humanos".

    La investigación es una de las primeras publicadas que muestra que los animales salvajes que viven en sus entornos naturales reconocen a individuos de otras especies.

    Los sinsontes están entre las aves más comunes en el campus de la Universidad de Florida en Gainesville. Construyen sus nidos a muy poca altura del suelo en árboles y arbustos. Para la investigación, unos estudiantes voluntarios se acercaron hasta los nidos, alcanzables a través del follaje, tocaron suavemente sus bordes y entonces se retiraron. Los mismos voluntarios repitieron las mismas visitas al día siguiente, y nuevamente por otros dos días. Sin embargo, al quinto día otros voluntarios se acercaron a los nidos. En total, 10 voluntarios hicieron pruebas con 24 nidos al menos cinco veces, en la primavera y en el verano, durante la estación de anidamiento de los sinsontes.

    Al tercer y al cuarto día, las aves abandonaban sus nidos con mayor rapidez cada vez que aparecían los estudiantes, aún cuando estos tomaban distintos caminos hacia los nidos en días sucesivos y vestían ropas diferentes. Cada día que pasaba, las aves también emitían más sonidos de alerta y volaban más y con mayor agresividad. Incluso algunas aves especialmente beligerantes picotearon a los intrusos en la cabeza.

    Cuando otros estudiantes se aproximaron a los nidos en el quinto día, las aves apenas se movieron, esperando hasta el último momento para echar a volar. También emitieron menos sonidos de alerta y atacaron mucho menos que en los días previos con los intrusos reincidentes.

    En un campus de 51.000 o más estudiantes, los caminos están llenos de sujetos que van y vienen de clases todos los días de la semana, de modo que no es una exageración decir que miles de personas diferentes pasan a pocos metros de nidos de sinsontes durante la época de cría.

    Y pese a ello, los sinsontes en el estudio eran claramente capaces de reconocer y recordar a un individuo particular, basándose sólo en dos breves encuentros negativos en sus nidos.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://news.ufl.edu/2009/05/18/mockingbird/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 15 de Jun de 2009 - 11:49 AM   

Esta noticia la han leido 632 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +