Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Recuerdos "fantasma" en el hipocampo
 
 


Es muy posible que un grupo de científicos haya descubierto una forma de recoger información sobre recuerdos almacenados. El método se basaría en rastrear patrones de movimientos de los ojos, y serviría incluso para los casos en los que tales recuerdos estén lo bastante debilitados como para que la persona los haya olvidado hasta cierto punto, y también en los casos en los que no quiera describir lo que recuerda.


(NC&T) La investigación aporta conceptos convincentes sobre la relación entre la actividad en el hipocampo, los movimientos de los ojos, y tanto la memoria consciente como la inconsciente.

    El hipocampo es una región cerebral que resulta crítica para recordar de forma consciente eventos pasados, pero el papel exacto que esta área tiene en la memoria sigue siendo tema de debate. Según una teoría, incluso si recordar de forma explícita falla, el hipocampo quizá aún puede sostener expresiones de memoria relacional (es decir, el recuerdo de cosas que sucedieron al mismo tiempo que la olvidada, en el contexto de alguna experiencia), cuando se utilizan métodos de prueba sensibles e indirectos.

    Para comprobar esta teoría, Deborah Hannula y Charan Ranganath, ambos del Centro para la Neurociencia de la Universidad de California, en Davis, usaron resonancia magnética funcional por imágenes para examinar la actividad cerebral de los participantes en unos experimentos mientras intentaban recordar pares rostro-lugar estudiados con anterioridad. Durante el escaneo, se mostraba a los participantes un lugar y tres caras, todo ello estudiado anteriormente por ellos, y se les pedía que identificaran la cara que había estado emparejada con ese lugar anteriormente. También se monitorizaron los movimientos oculares durante la tarea. Estos movimientos proporcionaron datos indirectos del recuerdo.

    Durante cada prueba, los participantes con frecuencia empleaban más tiempo mirando la cara que antes había estado emparejada con el lugar. Algo muy sorprendente fue que la actividad del hipocampo estaba estrechamente vinculada a las miradas de los participantes al rostro asociado, incluso cuando no lograban identificarlo. La actividad en la corteza prefrontal, un área necesaria para la toma de decisiones, era sensible a si los participantes habían respondido correctamente, y la comunicación entre la corteza prefrontal y el hipocampo era mayor durante las pruebas correctas, pero no en las incorrectas.

    Una conclusión del estudio es que los movimientos de los ojos podrían ser utilizados indirectamente para evaluar la memoria y la funcionalidad del hipocampo en pacientes con lesiones cognitivas, en niños pequeños, y en otras personas a las que desee evaluar de ese modo y que tengan dificultades con los tests de memoria convencionales.

    Más inquietante es la posibilidad de que estas mediciones puedan también servir para seguir la pista de recuerdos en individuos que los hayan olvidado hasta cierto punto, o que se nieguen a contarlos. Hannula considera plausible que el seguimiento del movimiento ocular pueda proporcionar información sobre eventos pasados de personas incapaces de recordar esos datos de manera consciente o que deliberadamente intentan ocultar información.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
http://www.cellpress.com/


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 13 de Oct de 2009 - 11:44 AM   

Esta noticia la han leido 608 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +