Secciones
Foros Electrónica
Electrónica Fácil en Twitter
siguenos en twitter
Boletines de correo
Boletines
Sitios recomendados
Estudiar la descomposición, recurso clave para reconstruir organismos fosilizados
 
 


Los investigadores, del Departamento de Geología de la Universidad de Leicester, han creado un nuevo método para extraer información de fósiles de 500 millones de años de antigüedad. A tal fin, estudiaron la manera en que se descomponen los peces, para así tener una idea más clara de qué aspecto debían tener nuestros antepasados marinos lejanos.


(NC&T) Interpretar fósiles se parece en algunos aspectos al análisis forense: Los expertos recogen todas las pistas disponibles para tratar de hacer una reconstrucción de algo que ocurrió en el pasado. Sin embargo, a diferencia de los forenses, los paleontólogos manejan cadáveres de formas de vida de hace millones de años, y están menos interesados en conocer la causa o el momento de la muerte. Lo que quieren averiguar es cómo era un animal antes de morir, y para ello, al igual que sucede con el análisis forense, conocer cómo se alteró el cuerpo con la descomposición después de la muerte, permite obtener importantes pistas sobre su anatomía original.

    Según Rob Sansom, uno de los autores del estudio, esto es algo que a veces los paleontólogos pasan por alto, "probablemente porque emplear cientos de horas estudiando cadáveres hediondos de peces en descomposición no es algo que suela gustar". Pero los descubrimientos que es posible hacer siguiendo esta vía, recompensan los malos ratos pasados.

    Los resultados de esta nueva investigación muestran que algunas de las características anatómicas típicas de los fósiles de vertebrados muy antiguos han quedado gravemente afectadas por la descomposición, y en algunos casos pueden haber sido devastadas por completo como consecuencia de la putrefacción.

    Lo descubierto hace pensar que algunos de los fósiles más antiguos de nuestra parte del árbol genealógico evolutivo pueden haber correspondido a seres más complejos que lo estimado anteriormente.

    Sabiendo cómo afectó a los fósiles la descomposición, las reconstrucciones de nuestros antepasados más antiguos serán científicamente más exactas.

    En el estudio también intervino Sarah Gabbott.

-ENLACES A INFORMACION SUPLEMENTARIA EN INTERNET:
University of Leicester


Publica esta página en...

Enviar a Facebook  
  


Publicada el 04 de Mar de 2010 - 12:14 PM   

Esta noticia la han leido 538 lectores

powered by phppowered by MySQLPOWERED BY APACHEPOWERED BY CentOS© 2004 F.J.M.Información LegalPrensa
Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +